scorecardresearch

«El alcalde presume de participación, pero no nos escucha»

M.Rodríguez
-

Cecilio Vadillo, miembro de la Plataforma por el Soterramiento: «El alcalde presume mucho de participación y democracia, pero no nos escucha, y nos sorprende»

280322JT_0021.JPG - Foto: Jonathan Tajes

A Cecilio Vadillo le gustan los retos, aunque algunos tengan tintes quijotescos. Por eso no ha dudado en formar parte del grupo fundador de la plataforma por el soterramiento, que en seis meses de vida ya ha convocado dos concentraciones reivindicativas y recogido más de 10.000 firmas de apoyo.

¿Considera que son suficientes para legitimarles frente a los que les recuerdan el resultado electoral de los que defienden la integración?

No estamos hablando de procesos electorales. Defendemos algo en lo que creemos y que es lo mejor para la ciudad: el soterramiento. Y ya superamos ampliamente las 10.000 firmas.

¿Qué balance hacen?

Es positivo. Hemos hecho bastante pedagogía y llegado a convencer a todo el mundo, incluso a los que están en contra, de que el soterramiento es posible económica y técnicamente. Y, sobre todo, es positivo porque hemos recuperado la ilusión de mucha gente que pensaba que estaba enterrado como consecuencia del convenio de 2017. Hemos explicado por qué es posible en 17 ciudades, que ya lo están haciendo, y 14 que están con el proyecto o el estudio informativo. 

Apelan a la discriminación, pero Valladolid estuvo en ese grupo y el tiempo acabó con ese proyecto.

El tiempo no, lo destrozaron los políticos. La pregunta es qué habría pasado sino se hubiera modificado el convenio de 2002. Pues probablemente ahora estaríamos ejecutándolo. Creemos que fue un grave error renunciar en 2017, como el tiempo ha demostrado. El Estado lo va a financiar íntegramente en las tres capitales vascas, en Moncada o San Felíu. Hay muchos ejemplos de estos y queremos que alguien nos explique por qué es posible hacerlo en casi toda España y no en Valladolid. 

Creemos que fue un grave error renunciar en 2017, como el tiempo ha demostrado

Argumentos sólidos, al margen de despreciarnos o ridiculizarnos, no hemos oído. Ahora mismo presumimos que instituciones como el Ayuntamiento están saneadas. Y todos los años se dejan sin ejecutar unos 15 millones de inversiones y la Sociedad Valladolid Alta Velocidad está saneada, con un fondo de más de 60 millones de euros. Y hay que recordar que en la carta ciudadana, que firmaron el PSOE y VTLP en 2019 con la Federación Antonio Machado, estaba el compromiso de recuperarlo si la situación económica cambiaba. Y la situación es la que es.

¿Y la crisis económica en la que estamos inmersos?

Y qué pasa, que solo afecta a Valladolid. Estamos hablando de inversiones y la capacidad de las administraciones ahora para optar a financiación, por no hablar de los fondos europeos, es muy grande. Adif tiene previsto hasta 2026 invertir 16.000 millones de euros, y destinará 18 millones para la variante de mercancías. Los fondos europeos también son posibles para financiar este tipo de obras. Lo que no podemos hacer es mirar para otro lado en este momento porque las oportunidades se van a perder.

Habla de la carta ciudadana y del apoyo de las asociaciones vecinales, pero desde otras se recuerda que los miembros de la plataforma no estuvieron en las movilizaciones de 2017 para defenderlo. 

No existía la plataforma. Pero había miembros que sí estaban, que son históricos de las asociaciones de vecinos de Pajarillos y Pilarica, fundamentalmente, como Alfonso Peña, nuestro presidente. 

¿Y por qué no es visible el apoyo de las federaciones vecinales?

La Federación Conde Ansúrez sí que apoya. Y algunas asociaciones de la federación Antonio Machado, como la de Pilarica. Nos gustaría que estuvieran todos. Pero quienes nos tienen que explicar por qué apoyaron el soterramiento, en su momento, son los que ahora no lo hacen.

¿Qué le parece la convocatoria de la asamblea vecinal este mes?

Nos alegramos mucho de esta convocatoria, que ha sido fruto de la presión de la Federación Antonio Machado. Es bueno que se quiera escuchar un poco a los ciudadanos. Espero que no sea solo para explicar la propuesta del equipo de Gobierno, sino para escuchar la del soterramiento y analizar las diferencias entre una y otra.

¿Y los que le acusan de incongruente con su partido?

¡Una incongruencia! ¡Por favor! Eso se lo he oído decir a algunos. El PSOE llevaba 30 años reivindicándolo. Fue el partido que fue capaz de aunar al resto en torno a este proyecto en 2002, con la abstención de IU. Siempre lo ha defendido, como en otras muchas ciudades. Es curioso que en Murcia los socialistas hayan pedido la medalla de oro de la región para la plataforma local. Nosotros no pretendemos tanto, solo con que se haga ya estaríamos conformes. No es incongruencia. 

¿Qué les ha dicho el partido a los militantes que están vinculados a la plataforma?

Ya en 2017 cuando se renuncia, un grupo de militantes recogió más de 200 firmas, entre las que estaba la mía, para mostrar la disconformidad con esa deriva. Y antes de crear la plataforma, otro grupo mandamos una carta al anterior secretario provincial, Manuel Escarda, diciendo que queríamos hablar de este tema porque entendíamos que el PSOE no podía abandonar su proyecto más emblemático.

¿Le han contestado?

No, ni el anterior, ni el actual. A este secretario provincial, como tal, no se la mandamos porque se la hemos enviado como alcalde, y no nos ha contestado. Nosotros, previo a la creación de la plataforma, sí que queríamos ser leales al partido, como siempre. No tenemos que explicar por qué apoyamos este proyecto porque no hemos cambiado de opinión, quien lo tiene que hacer es quien decide enterrarlo. 

Por cierto, a raíz del convenio de 2002 que fijaba el soterramiento, y que sirvió para ejecutar las obras previas, mucha gente compró viviendas al otro lado del muro, pagando parte de la plusvalía de la mejora porque así estaba firmado. Y resulta que esa promesa se incumplió. Y esos son los que tienen que explicar el cambio. 

¿Han tenido respuesta indirecta en forma de alguna advertencia de expediente o expulsión del partido?

No. No, no. Me han llegado comentarios, pero no les hacemos caso. Son muchos los militantes socialistas que siguen defendiendo el proyecto que siempre defendió el partido.

¿Se lo volverán a plantear al nuevo secretario provincial?

Vamos a remitirle una carta, aunque como alcalde presume mucho de participación y democracia, pero no nos escucha, y nos sorprende. El señor Saravia nos recibió un día, aunque no dijo nada en 50 minutos. Su única aportación fue que sus opiniones eran púbicas y conocidas, y que no las iba a repetir. Le pedimos que explicara por qué eran mejores los túneles que soterrar, por qué era inviable este proyecto, por qué no cumplía con su promesa de una consulta popular y por qué no cumplía la carta ciudadana de 2019.

Sin embargo, los que los apoyan son PP y Vox. ¿Van a capitalizar ellos electoralmente este movimiento?

No hablo habitualmente con el PP, ni con Vox. No lo sé. Si ellos lo defienden supongo que lo llevarán en su programa electoral y ya veremos qué responde los vecinos. Pero si puede ser importante electoralmente, pues el resto se lo deberían plantear. Nosotros  queremos que el equipo de Gobierno actual, que es el que hay, coja el tema y lo lidere. Nosotros estaríamos controlando y vigilando. Estamos dispuestos a ir con ellos hasta donde quieran, con tal de que apoyen soterrar las vías. 

El PP y Vox lo llevaron en sus programas en 2019. ¿Es más factible que para sumar apoyos la plataforma presente su candidatura en las próximas municipales?

No hemos nacido con ese objetivo. Y en este momento no forma parte de nuestros planteamientos. Mucha gente nos dice que se podría plantear, y no precisamente desde la plataforma, sino desde fuera. Pero no estamos en este planteamiento y no me gustaría, ni siquiera, llegar a él. Lo que queremos es que el equipo de Gobierno lo asuma, deje de hacer inversiones y mirar a otro lado, con un política errónea de hacer túneles perpendiculares a la vía, que no acaban con un muro de más de cinco kilómetros. 

Mucha gente nos dice que se podría plantearnos presentarnos a las elecciones municipales, y no precisamente desde la plataforma, sino desde fuera

¿Y cómo van a conseguir esto?

Invitamos a la gente que se vaya al Pinar de Antequera y vean cómo ha quedado ese soterramiento. Y que se lo imaginen en la ciudad, en cinco kilómetros. No estamos cerrados a cualquier proyecto. No somos talibanes. Pero los túneles que se están haciendo acabarán siendo del miedo. Ellos mismo lo tienen en su plano del miedo.

Pero ya han dicho por activa y pasiva que no se volverá a este proyecto. ¿Descarta la posibilidad de presentar una candidatura como plataforma ciudadana?

No soy profeta, ni un iluminado, pero, en este momento, no es nuestro objetivo. No lo puedo decir de otra manera.

¿Han pedido reunirse con PP y Vox, para que la Junta les apoye?

Lo vamos a pedir cuando conformen el Gobierno. Hemos pedido reuniones con los dos, pero nos dijeron que por la coyuntura se aplazaba. Y lo hemos solicitado a la delegada del Gobierno, que no nos ha recibido. Y probablemente lo pidamos al Ministerio directamente. 

El ejemplo más recurrente para recuperar el soterramiento es el de Murcia. Allí la plataforma lleva 30 años de lucha, que ahora se reconocerá con una medalla. ¿Por qué en Valladolid no hay esa movilización continuada en el tiempo?

En Murcia cuando más se ha reforzado la lucha fue en los últimos cuatro o cinco años. Pero eso no justifica que tengamos que estar 30 años.

¿Existe esa reclamación como sentir general de proyecto de ciudad?

Aquí el problema es que hubo soterramiento en un convenio. De 2002 a 2017 todos estábamos convencidos de que se iba a hacer. Muchos creímos en las instituciones porque muchas lo prometieron. Todos tenemos imágenes de varios presidentes del Gobierno socialistas debajo de pancartas del soterramiento,  y no he sido yo el que fue a un notario a prometer que lo haría.

¿Recuperar este sueño puede acabar en pesadilla para algunos?

¿Para los que lo pedimos o para los que no lo han hecho? (se ríe).  Espero que no. Cuando se lucha por lo que uno cree, lo acaba consiguiendo. No hablamos de una utopía, estamos imaginando un mundo que 17 ciudades ya están haciendo. El problema de Valladolid es que se hizo un convenio y todas las obras que se ejecutaron benefician a Adif y Renfe. Pero la ciudad. ¿qué beneficios ha tenido?  El objetivo de esas obras era hacer el soterramiento. Entendemos que hay una deuda de Adif y Renfe con Valladolid. 

¿La viabilidad del proyecto depende de un cambio de Gobierno?

Ehh... Habrá elecciones el próximo año, ¿no? No sé si dependerá de eso. Insisto, queremos que cuanto antes, si es que se quiere acceder a los fondos europeos, se reinicie este tema y se intente modificar el convenio. No esperar a que lleguen nuevas elecciones. Y se dan las circunstancias económicas. La rentabilidad de este tipo de obras a corto plazo se ve en el empleo que genera, pero la repercusión social en la ciudad es inmensa. Y a largo plazo se multiplica por más de dos la rentabilidad económica hacia la propia ciudad. Eso se ve en las ciudades que han hecho obras de regeneración urbanística.

Una vez excavado el túnel de Labradores, que se apunta que es incompatible con el soterramiento, ¿seguirán las movilizaciones?

Sí. ¿Incompatible en qué sentido? Estoy seguro que no es incompatible. Otra cosa es que es una pena que se hayan invertido unos recursos para no añadir nada nuevo, como ya ha pasado con el túnel de Andrómeda. Ese tipo de obras no solucionan el problema que hay de integración de 90.000 vecinos. Y desde el punto de vista ecológico es la obra de movilidad sostenible más importante que se podría hacer en esta ciudad.