Detenida por abofetear a su médica por hacerla esperar

A.G.M.
-

La paciente entró en la consulta sin llamar y al ser instada a que saliese, le propinó un tortazo. La Policía la detuvo en el centro de salud de Parquesol. El delito de atentado a la autoridad se castiga con hasta cuatro años de cárcel

Una mujer accede al centro de salud de Parquesol. - Foto: El Día

GALERÍA

Concentración en repulsa por la agresión a un médico

Una (supuesta) demora durante la atención a los pacientes en el centro de salud de Parquesol ha acabado con una mujer arrestada por agredir a su médico. La joven paciente, de 29 años, está ahora acusada de un delito de atentado a la autoridad, castigado con penas de uno a cuatro años de cárcel tras la reforma del Código Penal que entró en vigor en julio de 2015.
Los hechos ocurrieron el martes en una de las consultas que tiene este centro de salud, ubicado en el paseo de Ciudad de la Habana. Tal como confirman fuentes policiales a El Día de Valladolid, la presunta agresora irrumpió en el despacho de la víctima de forma sorpresiva, mientras atendía a otra paciente, por lo que se la instó a que saliese de la dependencia y que siguiese esperando su turno en la sala de espera, momento en el que esta joven se habría abalanzado sobre la doctora propinándole un tortazo en la cara.
«Llevaba mucho esperando». Varios compañeros de la víctima alertaron a la Policía Nacional, que se hizo cargo del caso, arrestando a la paciente, quien reconoció todo lo ocurrido, pero defendió que ella «solo necesitaba una receta» y que llevaba «mucho tiempo esperando fuera».
Tras prestar declaración en sede policial, fue puesta a disposición del juez de guardia que decretó su puesta en libertad con cargos. El ‘nuevo’ (desde 2015) artículo 550 del Código Penal detalla que, «se considerarán actos de atentado los cometidos contra los funcionarios docentes o sanitarios que se hallen en el ejercicio de las funciones propias de su cargo, o con ocasión de ellas», por lo que sí encajaría ahí ese supuesto.
El vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, habló este jueves sobre este tipo de agresiones y apuntó que desde el Gobierno  de Castilla y León se perseguirán con «toda la intensidad» y que pedirán a los abogados que soliciten todas las medidas cautelares necesarias y que se opongan en los procesos a cualquier suspensión de pena. En declaraciones recogidas por Europa Press, Igea insistió también en que la Junta pondrá «todo su empeño» en que exista una «persecución penal», al tiempo que recordó que estas actitudes son «un delito».

CONCENTRACIÓN HOY A LAS DOCE

Esta mañana, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, se ha sumado a la concentración a las puertas del centro de salud de Parquesol -donde ella trabajaba- para acompañar a los profesionales en la concentración de repulsa convocada por esta última agresión [FOTOGALERÍA].
La última sentencia conocida de un caso de este tipo en Valladolid fue una de siete meses de cárcel que se impuso a un hombre que empujó a su médico de familia en la escalera, sin que llegase a caer, porque se negaba a renovarle la baja laboral.