Igea, dispuesto "a todo" para evitar el pacto PSOE-Iglesias

SPC
-

El vicepresidente de la Junta considera que el acuerdo de PSOE y Unidas Podemos pone en "riesgo el futuro de España" y no descarta cambios en los acuerdos de gobierno en comunidades

Igea, dispuesto a romper la Junta para esquivar a Podemos

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León y miembro de la dirección nacional de Ciudadanos, Francisco Igea, realizó hoy un llamiento a PSOE y PP para un acuerdo entre las fuerzas constitucionlistas y se mostró "dispuesto a todo", como a replantear los acuerdo en las comunidades en las que cogobiernan, también en Castilla y León.

En declaraciones en los pasillos de las Cortes recogidas por Ical, se mostró muy crítico con el acuerdo de PSOE y Unidas Podemos para formar un Gobierno de coalición en España y subrayó que su partido trabajará para un gran pacto de las fuerzas constitucionalistas para que el "país no se vaya por el sumillero".

Respecto de sí Ciudadanos se podría replantear los acuerdos en las comunidades en las que gobierna, manifestó que están "dispuestos a todo" y, cuando se le preguntó expresamente por Castilla y León, apostilló que "a todo" y "también".

“Había una banda y un plan”, sentenció en declaraciones en los pasillos de las Cortes, recogiendo la acusación que en su momento formuló el exlíder de Ciudadanos, Albert Rivera. “Es un día terrible para el país, el pacto pone en riesgo el futuro de España”, valoró.

Igea defendió que España necesita un “gran acuerdo” entre PSOE, Cs y PP y aseguró que en ello se empeñará su partido, si bien ya afirmó que los diez diputado de su grupo no apoyarán el Gobierno de coalición que deja la gobernabilidad en “manos de “populistas boliviarianos” y de quienes no creen en la Constitución de 1978.

“La repetición electoral era esto, muchos españoles echarán de menos a Albert Rivera: había una banda y un plan”, reiteró en referencia a los diez puntos del acuerdo, “que es una burla, que puede escribir cualquier niño de ocho años. A ello añadió, que los ciudadanos piden que “no se vaya a una política de trincheras”.

También, arremetió contra “la irresponsabilidad, la vanidad y egolatría” de Pedro Sánchez para mantenerse en el poder y utilizó la frase del presidente en funciones, cuando no se llegó al acuerdo con Podemos en julio, de que no podría dormir con Pablo Iglesias en el Gobierno. “Esto si son tragaderas, todo vale para alcanzar el poder”.

“Es un Gobierno inviable políticamente y constitucionalmente, que nace con una gran mentira”, definió, en unas declaraciones en las descalificó los diez puntos presentados al considerar que es “papel de escuela”.