El hogar de la música

Iñigo Seoane
-

El cantante vallisoletano presentará el primer LP de su banda a finales de año

José Carreño posa en uno de sus 10 lugares favoritos de Valladolid, el Café Bar Teatro. - Foto: Jonathan Tajes

José Luis Carreño Villada, más conocido como José Carreño, nació en Valladolid hace ahora 39 años y desde entonces no ha querido otro lugar para desarrollar su pop-rock de autor. Su primera banda nació cuando tenía 15 primaveras. Ahora, tras años de solista, y mucha más experiencia vuelve a formar grupo con Ángel Román, César Fernández, Jaime Delgado y Fernando Delgado. Sacarán su primer LP a finales de año, y este 31 de agosto lo presentarán en la Plaza Martí y Monsó con Vibra Mahou. Pero antes, repasa sus diez lugares favoritos de Valladolid.

1.Pinar de Antequera. Su vida estuvo ligada a este barrio donde pasaba todos los veranos hasta más allá de los 18 años. Sus primeras experiencias vitales y musicales están relacionadas al Pinar y las atesora con cariño: «Con 15 años comencé a ir a clases de guitarra y al volver pasaba tiempo con mis amigos practicando lo que había aprendido e incluso con ellos escribí mis primeras canciones». Aún hoy el Pinar está presente en la letra de algunas de las canciones del repertorio actual de la banda.
2.Colegio La Enseñanza (calle Juan Mambrilla, 17). «Cursé todos mis estudios preuniversitarios en el colegio de La Enseñanza y estoy seguro de que eso me ha marcado porque tuve una infancia y adolescencia feliz». Qué mejor manera de recordar el lugar donde empezó a relacionarse con otros músicos. Entre risas comenta que «casi todos tocaban en el coro del colegio y era normal escuchar alguna canción de misa con una adaptación del ‘Sweet Child O´Mine’».
3.Antigua Facultad de Educación (calle Francisco Hernández Pacheco). Estudió Magisterio, por la rama de Educación Primaria, donde también encontró músicos con los que compartir experiencias tocando en diferentes rincones del edificio. Explica que fue una época bonita no sólo en lo musical: «también estuve muy involucrado en los aspectos políticos y tuve la oportunidad de formar parte activa de los cambios que se avecinaban en el ámbito universitario».
4.Calle Santuario. Le guarda un cariño especial a esta calle por donde pasa casi todos los días. Desvela encantado uno de sus secretos: «Mi hermano me enseñó un lugar escondido de esta calle, un edificio normal pero que, atravesando un pequeño pasillo, encuentras una casa interior ¡En pleno centro de la ciudad!, rollo andaluz con patio».
5.Café Teatro (calle Cánovas del Castillo). Lo define como uno de los locales más comprometidos con la música de Valladolid y al que muchos músicos, entre los que se incluye, le deben mucho. Mientras estudiaba comenzó a trabajar de camarero y junto a ‘El Hueso’, jefe del local, empezó a encargarse de la programación musical de la ciudad. « Tuve la oportunidad de conocer a los mejores músicos de aquí y a gente del panorama nacional que aún no había pegado el salto como Zahara, Leiva, Andrés Suárez, Sidecars… y no digo más, que es imposible decir todos y voy a quedar mal con alguien, seguro», rememora con una sonrisa.
6.Borsalino (calle San Blas). Mientras desarrollaba el proyecto de Café Teatro nacía Open Mic Pucela en el Borsalino ideado y perpetrado por Javier Vielba y Pati Duque, reconocidos músicos de la escena vallisoletana. Un espacio donde durante 4 horas se ofrece música local en formato acústico. Asegura que se ha convertido en un fijo: «A los dos años de que arrancaran, me ofrecieron la oportunidad de colaborar y a día de hoy ahí sigo, domingo sí, domingo no».
7.Calle Arribas. Esta parte emblemática de la zona de la Cateral le gusta por los locales implicados con la vida cultural de la ciudad. Pasó una etapa muy divertida trabajando en el Café Sildavia y ahora, siempre que puede, para en el Kafka a tomar algo, local que representa muy bien la zona y el afán que en él despierta: «El Kafka ofrece becas a artistas de la ciudad para que puedan sacar sus proyectos adelante y este año han sido los benefactores de lo que será nuestro primer LP y les estaré siempre agradecido».
8.Laboratorio de las Artes de Valladolid (paseo Zorrilla, 101). En este espacio municipal ha tenido la oportunidad de ver actuaciones de grandes artistas, pero además, al formar parte de la Asociación Cuadrilátero ha estado presenta en el desarrollo de gran parte de su actividad.
9.Locales Obdulio (polígono de San Cristóbal). «¿He contado ya que tengo una banda?», se ríe. Se le hace raro poner como lugar favorito de una ciudad un polígono pero aquí están los locales de ensayo donde hace un par de años comenzó el proyecto de la banda junto a Ángel Román, Jaime Delgado, Fernando Delgado y César Fernández. «Como dice César, el teclista, es aquí donde nace la magia», no puede evitar volver a reírse. 
10.Universiad Europea Miguel de Cervantes. Se licenció en Comunicación Audiovisual y hace ocho años volvió en calidad de profesor. «La docencia me encanta y el trabajo con el alumnado me parece muy gratificante, porque además puedo aunar pasiones y sacar proyectos adelante junto con compañeros y alumnos como es el proyecto de UEMCmusic, las diferentes webseries trabajadas con los alumnos o la web ‘www.artepatrimonial.com’ en la que trabajo junto a mis compañeros», concluye.