El Barça doblega al ALBA

Europa Press
-

Una victoria por 103-84 muestra el buen ritmo de los culés en Europa pese a que el arranque del partido estuvo dominado por los alemanes. Derrota del Valencia Basket por 78-83 contra el Anadolu Efes

El Barça doblega al ALBA y sigue incontestable en Europa - Foto: Enric Fontcuberta

El Barça ha ganado este viernes al ALBA Berlín (103-84) en el Palau Blaugrana, en la tercera jornada de una Euroliga en la que los catalanes siguen sin conocer la derrota y en la que revolucionaron el juego tras el descanso para acabar sometiendo a unos alemanes que poco pudieron hacer ante las exhibiciones de Cory Higgins, Ante Tomic o Nikola Mirotic.

En un Palau Blaugrana casi vacío, sin grupos de animación en protesta por la sentencia del procés, al equipo de Svetislav Pesic le costó entrar al partido. De poco sirvió el 6-0 inicial y el gran arranque de Ante Tomic, ya que el ALBA Berlín fue de menos a más y cerró el primer cuarto con un 19-25.
La gran mano de Rokas Giedraitis, que se fue al descanso con 15 puntos y 3/4 en triples, y de Niels Giffey, ayudaron a los alemanes a mantenerse a flote ante un Barça sin, puntualmente, un dolorido Nikola Mirotic y ciego desde las distancias largas.

Pero se recuperó el Barça, con un Mirotic sanado e inspirado, y sobre todo gracias a un Ante Tomic que jugó su mejor partido en este inicio de Euroliga y de un Cory Higgins, de vuelta tras su lesión y de estar ausente en los últimos duelos, que fue clave con sus 22 puntos. 

Los blaugranas cuajaron una gran segunda parte, sobre todo un tercer cuarto (26-17) que les catapultó. Y ello pese a otro contratiempo en forma de posible lesión de Malcolm Delaney, el único base puro que tenía Pesic en el primer equipo. El estadounidense tiene un pinchazo muscular en su pierna derecha y no pudo completar el choque.

No hizo falta, pues con el joven Leandro Bolmaro y con el polivalente Adam Hanga haciendo de bases, más la magia de Higgins y el poderío anterior del Barcelonic de Mirotic y Tomic, con la fuerza de Brandon Davies poniendo la guinda al pastel, ya no hubo mucho partido. El Barça fue ampliando la diferencia máxima, hasta los 27 puntos, y se llevó el tercer triunfo en tres partidos.

 

La Fonteta sufre en la derrota del Valencia

El Valencia Basket perdió este viernes por 78-83 contra el Anadolu Efes, merced a un partido igualado y en el que Krunoslav Simon aportó 19 puntos para que los visitantes se llevaran el triunfo de un estadio que todavía tuerce el gesto. 
El Pabellón de la Fuente San Luis asistió a una nueva derrota del equipo taronja, tercera de este curso en la máxima competición continental, y a la vez impulsó al vigente subcampeón. 
Pese a todo, el inicio del partido auguraba mejores noticias para el conjunto local delante de sus aficionados. Sam Van Rossom y Fernando San Emeterio, ante la baja de última hora de Guillem Vives, comandaron las labores anotadoras para firmar un parcial de 8-2 y además imponer su ritmo. 
Por parte del cuadro turco, Alec Peters y Rodrigue Beaubois replicaron para igualar los guarismos mediado el cuarto inaugural (10-10, 12-12, 14-14). Incluso se pusieron por delante los pupilos de Ergin Ataman, de manera efímera, con el 14-16 que enmendó Van Rossom gracias a un triple. 
Eso espoleó al Valencia Basket, para agotar los 10 primeros minutos por delante (27-23) y también para gestionar con acierto su ventaja al comienzo del segundo cuarto.
Un triple de Quino Colom y una canasta interior de Jordan Loyd, todo ello unido al trabajo de Bojan Dubljevic, provocaron ese estirón local y que la afición de La Fonteta se ilusionara con la victoria. No obstante, dicho deseo se difuminó por el arranque muy inspirado del Efes al volver de los vestuarios. 
Los turcos apretaron en cada acción defensiva y además mejoraron sus números en ataque, llevándose el parcial acumulado por 17-30 y fraguando un cuarto periodo de jugar a cara de perro. . 
El 63-69, quedando 10 minutos por gastar, era desde luego remontable. Pero la efectividad del Efes para cerrar espacios atrás y dominar el rebote tornó en utopía la aspiración del Valencia Basket, que apenas hizo cuatro puntos en 7:19 y no pudo rentabilizar la igualmente poca anotación de su adversario en un último periodo para olvidar.