scorecardresearch

Cuatrocientas habitaciones menos en la capital

M.B
-

Valladolid mantiene ocho hoteles cerrados y no hay previsión de nuevas aperturas a corto plazo: «Parece una quimera por el aumento de los costes energéticos»

171121JT_0002.JPG - Foto: J.T.

Cuatrocientas habitaciones menos en la capital. Ésta es la otra cara de la moneda de los hoteles en Valladolid que, si bien es verdad que tienen unas previsiones muy halagüeñas para estas fiestas, también lo es que ahora son menos que antes del inicio de la pandemia de la covid. De hecho, solamente la ciudad ha perdido alrededor de un 20 por ciento de habitaciones, al tener hasta ocho hoteles cerrados a la vez este verano, para ofertar tan solo 2.220 habitaciones estos últimos meses.

El Hotel Feria, el Roma, el Amadeus, el Topacio, el Tryp Sofía, La Vega, el Foxa, el Conde Ansúrez y el NH Ciudad de Valladolid son los establecimientos que han estado cerrados todo el verano, alguno de ellos lleva uno o varios años así. De los ocho, dos reabrirán en breve. El Conde Ansúrez anunció su reapertura para este 1 de septiembre tras más de un mes cerrado y con una nueva gestión que asume la propiedad del establecimiento. El establecimiento hotelero, de cuatro estrellas, dispone de 46 habitaciones y suites y cuenta con un restaurante, 'El Caserón', además de una cafetería con terraza, garaje y diversas salas para reuniones, eventos y banquetes.

Otro que abrirá de nuevo en breve es el NH Ciudad de Valladolid, que suele cerrar en los veranos y en otras épocas del año.

Mientras que el resto seguirán cerrados, destacando la paralización de los proyectos en La Vega, que iba a volver a funcionar en abril pero que no lo hizo al no fructificar las negociaciones del traspaso de la gestión del establecimiento; mientras que el del Foxa, que se iba a llamar 'Puerta de Valladolid', sigue sin arrancar tras varios vaivenes. El proyecto incluía la apertura de sus instalaciones deportivas, que en esta caso estarían gestionadas por otra empresa, de Málaga.

«Veo una quimera abrir ahora porque los costes energéticos se han multiplicado por 3. Un hotel medio, de 80 habitaciones, ha pasado de 10.000 a 15.000 euros de costes a 35.000-40.000 euros. Y estamos vendiendo a los mismos precios de 2019 (65-70 euros de media)», señala el presidente de la Asociación, Francisco Posadas.