scorecardresearch

Las ayudas para vivienda joven de la Diputación crecen un 34%

D.V.
-

Abierto el plazo de solicitud de estas subvenciones cuya demanda ha aumentado especialmente en la línea de apoyo al alquiler

Las ayudas para vivienda joven de la Diputación crecen un 34%

La Diputación de Valladolid acaba de abrir el plazo de solicitud de las subvenciones para vivienda joven, que este año contarán con un presupuesto cercano al medio millón de euros tras ver incrementada su cuantía en un 34 por ciento respecto a 2021, a fin de llegar a más beneficiarios y de aumentar el importe de la ayuda que reciben.

En concreto, se trata de 496.000 euros repartidos en cuatro líneas que pasan por la ayuda para costear los honorarios técnicos de redacción de proyecto, contribuir a financiar las cuotas hipotecarias, ayuda al alquiler y apoyo para reformas que mejoren la eficiencia energética o la accesibilidad de la vivienda, tal como ha detallado durante la presentación de estas ayudas el diputado de Servicios Sociales e Igualdad, David Esteban, quien ha estado acompañado por el diputado de Deportes y Juventud, Francisco Javier González Vega.

Entre las novedades de esta convocatoria, cuyo plazo de solicitud permanecerá abierto hasta el 31 de diciembre, Esteban ha destacado el servicio de aviso SMS para notificar a los solicitantes el estado de su petición, así como la preferencia en las ayudas al alquiler de aquellos que en anteriores convocatorias hubieran solicitado sin éxito alguna de las otras vías de ayuda.

La convocatoria que Esteban y González Vega han presentado este martes en el Palacio de Pimentel forma parte del V Plan Provincial de la Juventud de la Diputación tiene como objetivo fijar población joven en el medio rural, además de fomentar la emancipación juvenil en el ámbito rural.

Las ayudas se destinan, por tanto, a jóvenes de la provincia de entre 18 y 36 años que quieren comprar, reformar o alquilar una vivienda en municipios de menos de 20.000 habitantes, con cuantías mayores para aquellos de localidades de menos de 2.000 habitantes.

AYUDAS PARA REDACCIÓN DE PROYECTOS

Así, la primera de las líneas de estas ayudas se dedica a cubrir parte del coste de los honorarios técnicos de redacción de los proyectos de construcción o rehabilitación de la vivienda en el ámbito rural.

El crédito inicial de la línea es de 30.000 euros --después de que ya en la pasada convocatoria se doblara su presupuesto-- y el importe máximo de subvención por solicitud en esta línea no podrá superar el 80 por ciento de los gastos de redacción del proyecto técnico y dirección facultativa devengados en 2022.

Las subvenciones que se concedan en esta línea, con el límite indicado anteriormente, no podrán superar la cantidad de 2.500 euros en municipios mayores de 2.000 habitantes --lo que supone un aumento del 25 por ciento-- y 2.900 euros en municipios menores de 2.000 habitantes.

Una segunda línea, dotada con 126.000 euros --casi un diez por ciento más que el año anterior, según ha destacado el diputado responsable--, contribuye a que los jóvenes puedan financiar las cuotas de los préstamos hipotecarios cuando se trata de la adquisición de una vivienda. El importe máximo subvencionable es de 1.500 euros con carácter general, un 25 por ciento más, y 2.000 euros en el caso de las viviendas en municipios con una población inferior a 2.000 habitantes, frente a los 1.800 de la pasada convocatoria.

El número máximo de cuotas ordinarias mensuales que se subvencionarán serán de seis del año 2022, excepto en los municipios de menos de 2.000 habitantes, que se subvencionarán hasta nueve.

LA LÍNEA QUE MÁS CRECE

La tercera línea, financiada con 300.000 euros, es la que más crece en presupuesto por "su éxito en la convocatoria anterior", según ha destacado el diputado David Esteban, hasta duplicar su presupuesto.

Dicha línea ofrece ayuda para el pago de los costes cuando se alquila la vivienda, con un importe máximo subvencionable de 1.500 euros, con carácter general, y 2.000 euros en el caso de las viviendas en municipios con una población inferior a 2.000 habitantes.

El número máximo de cuotas ordinarias mensuales que se subvencionarán serán también de seis del año 2022, excepto en los municipios de menos de 2.000 habitantes, para cuyo caso se subvencionarán hasta nueve.

La cuarta línea apoya la financiación de las obras de reformas para la mejora energética, conservación y mejoras en la accesibilidad de la vivienda, para lo que se han consignado 40.000 euros. La cuantía máxima de la subvención será de 1.500 euros con carácter general y 2.000 euros cuando la vivienda esté ubicada en un municipio de menos de 2.000 habitantes.

No obstante, estas cantidades podrán alcanzar hasta 2.500 euros si la persona solicitante o alguna de las integrantes de la unidad familiar residente en la vivienda tiene reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento, siempre que las obras de reforma estén asociadas a la discapacidad del solicitante. En todo caso, el importe no podrá superar el 80 por ciento del coste total de las reformas.

234 BENEFICIARIOS EN 2021

Tal como ha explicado David Esteban, el año pasado 234 personas se beneficiaron de estas cuatro líneas y sólo cinco de las que cumplían los requisitos, entre las más de 300 que lo solicitaron, se quedaron sin subvención, lo que ha motivado que este año se dé prioridad en la ayuda al alquiler a aquellos que en anteriores ediciones se quedaron sin alguna de las otras líneas.

En este sentido, Esteban ha recalcado que el diseño de esta convocatoria se ha hecho "atendiendo a la evolución" de la demanda, lo que ha llevado tanto al aumento del presupuesto para llegar a más gente, como al incremento de las ayudas individuales.

Las ayudas a vivienda joven se suman a otras iniciativas en materia de vivienda de la Diputación de Valladolid como las subvenciones para la rehabilitación de viviendas en municipios de menos de 2.000 habitantes; las ayudas a arrendadores; el convenio con inmobiliarias para tener el primer inventario de viviendas en alquiler de la provincia; la participación de la institución en el Programa Rehabitare de la Junta de Castilla y León; el proyecto piloto para favorecer la construcción, por parte de los ayuntamientos, de construcciones de bajo consumo energético, y el apoyo a la compra de vivienda pública, también por parte de los consistorios, las cuales suman un presupuesto total para este 2022 de 1,4 millones de euros.