scorecardresearch

Tudanca presume de haber parado la reforma sanitaria

SPC
-

El secretario general del PSOE de Castilla y León acusa a Mañueco de «cargarle el mochuelo» a la consejera de Sanidad y a Ciudadanos, «un partido que ya no existe»

Luis Tudanca (2d), junto a alcaldes de municipios de más de 20.000 habitantes en la clausura de la reunión. - Foto: Bragimo (Ical)

El secretario general del Partido Socialista de Castilla y León, Luis Tudanca, aseguró ayer que han sido los alcaldes y concejales socialistas los que han parado el último ataque a la sanidad pública de la Comunidad por parte de la Junta, pero advirtió de que la «batalla no ha terminado, ni muchísimo menos».

Tudanca, que realizó estas declaraciones en Dueñas (Palencia), durante la clausura del Consejo de Alcaldes del PSOE de Castilla y León, también aseguró que el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, pretende ahora «cargarle el mochuelo» a la consejera de Sanidad y a Ciudadanos, «un partido que ya no existe, cuando siempre ha sido el PP el que ha querido recortar la sanidad y desmantelar los servicios públicos en el medio rural».

El líder socialista recalcó que las condiciones impuestas al presidente para seguir negociando la mejora sanitaria son claras y pasan por retirada en el Consejo de Gobierno de la reforma sanitaria, por reabrir todos los consultorios médicos rurales con la misma frecuencia que había antes de la pandemia y por recuperar toda la atención presencial.

En su intervención, Tudanca argumentó que los socialistas siempre defenderán la sanidad pública por una cuestión de convicciones, al contrario que el PP. «Estamos hablando de la vida de la personas y por este motivo el PSOE siempre estará defendiendo la sanidad pública», sentenció en declaraciones recogidas por Ical.

En este sentido, el secretario general de los socialistas castellanos y leoneses, aseguró que «la gente esta harta y ha sufrido mucho más de lo que debiera por la pandemia porque al PP se empeñó en cerrar las puertas de los centros de salud y de los consultorios médicos, mientras crecían los seguros privados para que algunos hiciera negocio con nuestra salud».

Al mismo tiempo, reclamó a Fernández Mañueco que asuma su responsabilidad y explicó que los problemas de la sanidad en la Comunidad se vienen arrastrando desde hace años. Así. recordó que la pasada legislatura ya se celebraron en Valladolid dos manifestaciones reclamando el cambio en del modelo sanitario del PP y de la Junta y que fue el propio Mañueco el que mediante un «decretazo» eliminó derechos laborales a los profesionales sanitarios en lo peor de la pandemia. Además, indicó que las previsiones de jubilaciones de médicos y enfermeros se conocen desde hace años y desde entonces no se han tomado medidas para evitar la falta de profesionales que ahora sufre la Comunidad.

Desconfianza

Durante el Consejo de Alcaldes del PSOE de Castilla y León, al que asistieron entre otros el regidor de Valladolid, Óscar Puente, así como el de Soria, Carlos Martínez, indicó que desde el PP se pretende trasladar a la opinión pública que Mañueco es ajeno a las decisiones que su gobierno ha tomado en materia sanitaria, a la vez que mostró su desconfianza con los populares y los responsables de la Junta, a los que acusó de no tener palabra y dedicarse a «dinamitar todos los consensos básicos». Al menos, según dijo, cuando Juan Vicente Herrera estaba al frente de la Junta, los pactos se cumplían, «al contrario de lo que ocurre ahora».

Por último, reclamó a la Junta que se olvide de los recortes en materia sanitaria y afirmó que «los socialistas nunca vamos a ser cómplices de la política de recortes en los servicios públicos que plantea la derecha».