Los supermercados podrán abrir el 15 de agosto para garantizar los víveres

Óscar Fraile
-

La Junta autoriza excepcionalmente a los supermercados de Peñafiel, Cabezón y Tudela abrir ese día para no encadenar hasta cuatro jornadas consecutivas cerrados

El cambio evitará que los supermercados de Peñafiel cierren 4 días seguidos.

Tres municipios de la provincia de Valladolid vieron ayer solucionados un problema que les traía de cabeza desde que la Junta de Castilla y León aprobó el calendario de aperturas autorizadas para el comercio durante el presente año. Se trata de Cabezón de Pisuerga, Peñafiel y Tudela de Duero, que a mediados del mes de agosto celebran sus fiestas patronales.


Se da la circunstancia de que, tal y como había quedado configurado el calendario, en estas localidades, y otras tantas de Castilla y León, durante esas fechas se daba la circunstancia de que los comercios podían cerrar durante tres y hasta cuatro días seguidos.


Nada fuera de lo normal cuando esto afecta, por ejemplo, a un comercio de ropa o una tienda de electrodomésticos, pero sí que puede generar ciertos contratiempos cuando estos cierres afectan a los supermercados. Por eso, la patronal que aglutina a este tipo de negocios en Castilla y León (Asucyl) pidió el pasado mes de diciembre a la Junta de Castilla yLeón que se hiciera una excepción y que se autorizara la apertura de sus negocios en alguna de esas fechas clave, ya que es cuando se celebran las fiestas patronales. Pues bien, el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) publicó ayer la respuesta positiva a este requerimiento. Esta resolución hará posible que, por ejemplo, en Cabezón de Pisuerga se pueda abrir el 15 de agosto, fiesta nacional, cuando en principio estaba previsto que se cerrase ese día y los dos siguientes (el 16 por ser domingo y el 17 por la celebración de la festividad de Nuestra Señora de la Asunción y San Roque).


En el mismo escenario se encontraba Tudela de Duero, con un cierre el día 15 por fiesta nacional, 16 por domingo y 17 por las fiestas locales. En este caso la Junta de Castilla y León también ha autorizado abrir el día 15.


Pero el caso más particular es el de Peñafiel. Aparte del cierre programado de los días 15 y 16, por ser festivo nacional y domingo, los días 17 y 18 también estaban marcadas como festivo local, de modo que, si no se hubieran producido estos cambios, los supermercados de esta localidad podrían haber estado cerrados durante cuatro días seguidos. Para evitarlo, la Junta ha autorizado que abran el día 15 y el 18.

La propia Junta reconoce en su resolución que «con motivo de la celebración de las fiestas patronales en dichos municipios, se produce la coincidencia de tres, o incluso cuatro días consecutivos de apertura no autorizada, lo cual supone una falta de abastecimiento para la población de esos municipios durante un período largo de tiempo que debe ser corregida de algún modo, con el fin de evitar desplazamientos a otras localidades».
Además, en el informe se hace referencia a los problemas que podrían tener estos establecimientos por la comida caducada. «El cierre durante esos días afecta de manera especial al sector de distribución de la alimentación, ya que comercializa productos de primera necesidad, muchos de ellos perecederos, pudiendo verse seriamente afectados por esos días consecutivos de cierre».


El último de los argumentos que presenta es el del incremento de visitantes que se produce durante esas fechas y, por lo tanto, «un aumento significativo de la demanda de productos de alimentación que debe estar cubierta por el comercio de la propia localidad, a fin de evitar desplazamientos o fugas de consumo a otras localidades».
Aparte de Santovenia, Tudela y Peñafiel, la Junta ha autorizado excepciones en otras once localidades de Castilla y León.