Duelo vallisoletano de banquillos

D.V.
-
Duelo vallisoletano de banquillos

El Carramimbre CBC Valladolid de Paco García recibe hoy (20.45 horas) en Pisuerga al Leyma Coruña de Gustavo Aranzana

Duelo vallisoletano de entrenadores en el polideportivo Pisuerga. Eso es lo que espera hoy al aficionado en el envite de la LEB Oro entre el Carramimbre CBC Valladolid y el Leyma Coruña. Es decir, entre Paco García y Gustavo Aranzana.

El Carramimbre ha comenzado el año 2019 a su mejor nivel y así lo ratifican las dos victorias logradas en los dos encuentros disputados, con mención especial a la última, frente al tercer clasificado y revelación de la liga, Levitec Huesca, por 84-50. Además, el triunfo ante los oscenses cerró la primera vuelta y, por tanto, los vallisoletanos iniciarán la segunda fase de la liga regular contra el renacido Leyma Coruña de Gustavo Aranzana.

El conjunto carmesí, décimo clasificado de la LEB Oro con un balance de nueve victorias y ocho derrotas, recibe a un conjunto lanzado. Los gallegos, que en las primeras diez jornadas de competición solamente se impusieron al Carramimbre en el primer partido de la temporada, llegaron a encadenar nueve tropiezos consecutivos, pero la reacción de los últimos meses ha sido meteórica. Los seis triunfos en las últimas siete jornadas hablan por sí solos.

Con Sergi Pino espectacular en la última jornada, con un 100% de acierto en triples y un 90% en tiros de campo; llegando a los 35 de valoración, junto a él están el escolta americano Tyler Francis (10,1 puntos por partido); o a los del ala-pívot bosnio Mirza Bulic (más de 12 de valoración de promedio); además de Quinton Stephens, Zach Monaghan y una larga retahíla de efectivos de mucha calidad.

"El aviso que nos dio el otro día Valladolid con su victoria contra Huesca demuestra la dificultad del partido. Un rival muy sólido, muy físico, que tiene las ideas muy claras sobre su juego", reconocía Aranzana en la previa. "Todo el mundo está preparado y nuestra línea para ganar el partido tiene que ser la defensa de bloqueo directo, el trabajo sobre los tableros, que tendrá que ser tremendo, lo que será una de las claves. Tendremos que reducir al máximo los errores, no perder balones, no dejarles correr y que no hagan canastas fáciles. Será, además, una batalla de los bases. Alvarado es fundamental para ellos y será una buena prueba de fuego para nosotros si conseguimos parar todo lo que genera. Será importante también la efectividad en la circulación de balón y en manejar los tiempos del juego, saber cuando tenemos que correr", resumió el técnico vallisoletano del Leyma.