scorecardresearch

PP y PSOE coinciden en reforzar la sanidad con consultorios

SPC
-

Mañueco quiere blindar el sistema, como ocurre con las pensiones, y un pacto, que Tudanca le acusó de dinamitar, mientras Igea aboga por una reforma "imporrogable" ante un sistema exhausto

PP y PSOE coinciden en reforzar la sanidad con consultorios - Foto: Ical

Los candidatos del Partido Popular y del PSOE a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco y Luis Tudanca, coincidieron en la necesidad de reforzar la Atención Primaria con un modelo en el que todos los consultorios rurales permanezca abiertos, con independencia del lugar y de la población, mientras que su rival de Ciudadanos en las urnas, Francisco Igea, abogó por una gestión profesional, que garantice un médico y un médico de referencia a cada ciudadano, y no una camilla.

"Eso es lo que tenemos que hacer, y no abrir los consultorios", y lograr reducir la frecuentación, medir los actos médicos, una medicina resolutiva y apostar por las consultas de alta resolución. Esto es lo que propuso como vicepresidente, dijo, "eso que intentaron boicotear", sentenció Igea.

En el bloque inicial del segundo y último debate de la campaña electoral de los comicios del próximo 13 de febrero, producido por Castilla y León Televisión, todos partieron del mismo diagnóstico: la necesidad de reforzar un sistema al que la pandemia ha puesto contra las cuerdas. Pero que, pesa a ello, mantuvo Mañueco es uno de los mejores de toda España, con una red de hospitales de primera, y con la mayor red de centros de salud y de consultorios locales, que garantizó que mientras fuera presidente iban a estar abiertos, así ha sido, recordó.

"No puede mentir impugnemente", hay "cientos de pueblos a los que han dejado sin asistencia", le reprochó Tudanca al candidato 'popular' porque ha habido localidades sin médico hasta 500 días, caso de Matalama, en Zamora, citó, a lo que Mañueco le replicó que el viernes el médico pasó consulta a nueve personas. 

El candidato socialista, que le echo en cara haber "dinamitado" el acuerdo con los profesionales, le explicó que "ser menos no resta derechos. Vivan donde vivan", por ello, su primera decisión será reabrir los consultorios; dedicar una cuarta parte del presupuesto de la Junta a sanidad, así como garantizar citas en Primaria en 48 horas, y una ley de garantías de demora máxima, donde las personas que necesiten una cirugía cardíaca o de oncología no esperen más de 20 días.

En este sentido, Mañueco le dijo que, precisamente, lo que él quiere es blindar por ley la asistencia sanitaria en el medio rural, y elevar su rango normativo para lograr una sanidad más cercana, moderna y dotada con medios humanos y tecnológicos para aumentar su calidad. De hecho, pedirá un pacto nacional para que, como se hizo con las pensiones, se blinde el sistema y se saque del debate político la sanidad.

También, quiere un pacto con los profesionales, los pacientes, los colegios y las sociedades científicas, incluidos los partidos políticos, al tiempo que comprometió su propio plan de choque para reducir las listas de espera con plazos de demora máxima garantizados, tanto para intervenciones quirúrgicas, como para pruebas diagnósticas. 

En este punto, Tudanca le recriminó que quiere un pacto con todos los que han dicho que no se merecía seguir siendo presidente, y lamentó no saber dónde ha ido a parar el dinero que han destinado a Sanidad, que Mañueco defendió como un presupuesto histórico, de 4.400 millones.

El socialista consideró que desde que comenzó a gobernar el PP hay 1.000 profesionales menos, se ha privatizado un hospital, el de Burgos, que se comprometió a revertir, y 350.000 personas en listas de espera.

Igea, que, como médico, agradeció el trabajo de todos "compañeros" en estos dos años, aseguró que la sanidad está "agotada, exhausta" tras 30 años no hacer nada, y una pandemia terrible a la que se ha hecho frente por el lujo de equipo que ha estado al frente, con una consejera, Verónica Casado, que se "ha dejado la piel para sacar a todos adelante".

Insistió en es que "improrrogable" una reformar de la Atención Primaria, y consolidar el 7 por ciento del PIB para esta área. Dijo que es imposible mantener abiertos todos los consultorios, porque faltan profesionales, y no se puede "mentir a la población" ni "afrontar reformas con mentiras". 

El candidato de Cs explicó que cuentan con un mapa de transparencia del sistema sanitario, en el que se ha trabajado con precisión y con distribución de recursos, para lograr, su premisa, que cada ciudadano tenga un médico y un enfermero de referencia. "Eso es lo que tenemos que hacer, no abrir los consultorios". "Con todo eso hay que emprender una reforma de verdad, sin mentir a los ciudadanos", "sin más promesas imposibles"-

Mañueco, quien le pidió que no utilice la fata de profesionales como justificación, como también le dijo a Tudanca, recordó que esto es un problema de país, y no cesará en pedir al Gobierno más plazas MIR. "Le pedimos medidas".

Defendió que con su gobierno el Hospital de Aranda está en camino de ser una realidad, así como las unidades de radioterapia, algo que le rebatieron sus dos contrincantes. Tudanca dijo que con él la radioterapia sí será una realidad en todas las áreas de salud, como también lo será la salud bucodetnal para toda la población, comenzado con los menos de siete a 17 años. También, mejorarán las condiciones laborales de los profesionales, y escucharán a las plataformas, que son las que han dado la batalla.

Mientras, Igea le dijo que la radioterapia ha llegado con ellos, tras años de gobierno del PP. "Esa es la diferencia del carro de caramelos, y una gestión profesional en el peor momento que ha vivido este país".