El ajo de Portillo revive junto al castillo

R. Gris
-
El ajo de Portillo revive junto al castillo

El municipio vuelve a vivir el próximo fin de semana la Feria de la Artesanía y el Ajo con el objetivo de albergar unos 20.000 visitantes

Portillo volverá a vivir el próximo fin de semana una nueva edición de la Feria de Artesanía y el Ajo y se convertirá en el epicentro provincial de los artesanos de la cerámica y los cultivadores de ajo. Los puestos de los ceramistas, los artesanos y los agricultores de ajo volverán a exponer sus productos. Cerca de una treintena de puestos ofrecerán a los miles de visitantes los símbolos más emblemáticos de toda la comarca. 
Son miles los visitantes que aprovechan la celebración de estas jornadas para adquirir algunos de los elementos que se muestran durante el fin de semana. Productores y distribuidores de ajos, artesanos alimentarios de quesos, conservas y embutidos, vinos y licores, entre ellos vino de zanahoria y confiterías.
A todos ellos se suman otros de miel, creaciones en costura, serigrafía, artesanía en vidrio y también se llevarán a cabo demostraciones de alfarería, confitería, enhorcado de ajos, bolillos, joyería o restauración.
La alfarería es uno de los pilares sobre la que se asienta la economía del municipio. Sus orígenes son muy antiguos. En la actualidad conviven alfarerías artesanales, con aquellas más industrializadas. En este sentido varios son los tipos de cerámica que se dan en Portillo. Por un lado piezas tradicionales de barro rojo característico: cazuelas de asar, jarros para el buen vino, barreños, botijos, etc... Más mecanizada es la fabricación de pequeñas piezas como jarrillos, cazuelas para sopas de ajo. 
Comarca ajera de toda la vida, Portillo es un pueblo que cultiva el ajo blanco desde tiempos inmemoriales. Podríamos presuponer que desde tiempos de los romanos. Hoy en día no se podría entender Portillo sin sus ajos blancos autóctonos y lo que ello representa para su entorno social teniendo en cuenta la gran cantidad de mano de obre que precisa. 
La climatología y las características del terreno dan a nuestro ajo sus cualidades: cabeza blanca con entre 8 a 12 dientes, sabor fuerte y picante, que lo diferencia del resto del ajo blanco sembrado en España, y hace que este reconocido como el mejor ajo blanco del país. Portillo con sus 5.000.000 de kilogramos de ajos produce el 20 por ciento del ajo de Castilla León.
La Feria, que espera recibir más de 20.000 visitas, se inaugurará el sábado y se completa con pasacalles, la celebración del trofeo de ajedrez, bailes regionales, desfile de gigantes y cabezudos, encierro de carretones para niños y una cata de cerveza artesana, entre otros.
Esta iniciativa busca el mismo objetivo que en su primer año: poner en valor y dar a conocer todos los recursos del pueblo, tanto monumentales como artesanos, gastronómicos y naturales.