scorecardresearch

Las personas con parálisis cerebral reivindican su autonomía

D.V.
-

En el acto, celebrado ante las puertas del Ayuntamiento de Valladolid, Rocío Molpeceres y Lucía Puerta, dos jóvenes con parálisis cerebral, han leído un manifiesto

Acto del Día Mundial de la Parálisis Cerebral en la Plaza Mayor de Valladolid. - Foto: Europa Press

Varias decenas de personas con parálisis cerebral, acompañadas por la Asociación Aspace y por miembros de la Corporación municipal del Ayuntamiento de Valladolid, se han reunido este jueves en la Plaza Mayor para reivindicar el derecho a decidir sobre su vida que tienen estas personas, con ocasión de la celebración del Día Mundial de la Parálisis Cerebral.

En el acto, celebrado ante las puertas del Ayuntamiento de Valladolid, Rocío Molpeceres y Lucía Puerta, dos jóvenes con parálisis cerebral, han leído el manifiesto en el que han mostrado que muchas de las personas que tienen esta dolencia pueden llevar una "vida independiente" y tomar sus decisiones.

Con motivo del Día Mundial de la Parálisis Cerebral Aspace ha elegido el lema 'YoDecido' para reivindicar el derecho de las personas con parálisis cerebral a disfrutar de una vida independiente, así como reconocer la figura del asistente personal y de la comunicación aumentativa y alternativa como herramienta válida en cualquier contexto social.

Rocío y Lucía han explicado que las personas con parálisis tienen que "poder opinar" sobre muchos de los aspectos de su día a día, de su vida, como "con quien compartir espacios e intimidad", qué ropa ponerse, a qué equipo animar o cuántas horas quieren dormir.

La trabajadora social y gerente de Aspace, Alicia Mateos, ha explicado que estas dos mujeres son personas "con una capacidad amplia" que suponen una "representación muy clara de pacientes con parálisis cerebral con capacidad de decidir".

"Pero muchas veces las personas que tienen alrededor somos los que tomamos decisiones por ellos sin darnos cuenta de que ellos son protagonistas de su propia vida", ha incidido Mateos, que ha añadido que aunque tengan capacidad de decidir a estas personas hay que "darles los apoyos y las ayudas necesarias", como por ejemplo sistemas alternativos de comunicación.

"Construir una vida en comunidad es hacerlo para todas las personas por igual. Cada necesidad debe ser tenida en cuenta, cada persona importa", han aseverado las lectoras del manifiesto, quienes también han recordado cómo durante la pandemia, entidades como Aspace sostuvieron la atención a las personas con parálisis cerebral y a sus familias y tuvieron que asumir una factura "de 12 millones de euros que aún hoy, incluso con la promesa de los fondos europeos, está por cubrir".

Esa ha sido una de las reivindicaciones que guardaba el manifiesto leído ante el Consistorio, si bien Alicia Mateos ha defendido que el sector siempre necesita ayuda "fundamental" de la administración desde el punto de vista económico pero también estar en actos como el de este jueves.

Por eso, han querido agradecer la presencia de representantes de los grupos municipales del Ayuntamiento, como PSOE, PP, Ciudadanos y Valladolid Toma la Palabra, ejemplificados en la concejal de Servicios Sociales, Rafaela Romero.

La edil socialista ha incidido en que la "capacidad de decidir" de las personas con parálisis cerebral "tiene que estar por encima de otras muchas cosas", y por ello se ha comprometido a "saber escuchar" a este colectivo para conocer sus necesidades y desde sus responsabilidades "seguir" al lado de ellos.

El acto central del Día Mundial en Valladolid ha tenido lugar en la Plaza Mayor, donde, a partir de las 11.30 horas, los participantes han colocado varias cajas repletas de prendas de ropa de todo tipo con el fin de mostrarse públicamente vestidos de manera poco convencional.

Asimismo, se ha animado a los asistentes y personas que se han acercado a hacer lo propio con el fin de abrir el debate público sobre las necesidades específicas de la parálisis cerebral y la importancia que para el colectivo tiene el concepto de "traje a medida en lo relativo a su atención".

Se trata de llevar a cabo un "traje a medida" con cada persona con parálisis cerebral con el que definan sus necesidades de apoyo y permita realizar ajustes en la atención que reciben para respetar sus derechos y que puedan tomar las decisiones que las lleven a desarrollar una vida independiente, como ha explicado Aspace.