scorecardresearch

Con 37 puntos vale para la permanencia

M.B
-

Solo en cuatro de las últimas diez temporadas se ha descendido con más de esa puntuación, y dos de ellas datan de 2011 y 2012

Sergio González felicita a sus jugadores después del partido ante el Barcelona de la pasada temporada, tras el que logró la permanencia matemática. - Foto: SERGIO PEREZ

¿Cuántos puntos son necesarios para la permanencia? Es la pregunta de todos los años cuando se entra en la recta final del campeonato liguero. Y es la que se hace la afición del Real Valladolid que, jornada a jornada, está atenta a los resultados de los rivales que luchan por el mismo objetivo que su equipo, la salvación. No hay una cifra exacta, aunque siempre se habla de los 40 puntos como suficientes para seguir en la máxima categoría. «No lo sé, no lo pienso. Siempre digo que el objetivo es esos 40 puntos y vamos a por ellos. Nos faltan 14 y vamos a por ellos. Luego ya veremos. El objetivo es pelear por esos 40», señala el entrenador, Sergio González.

La realidad de las últimas temporadas es que incluso 37 podría servir, sobre todo porque por encima solo han descendido el Rayo en 2016 con 38; Osasuna, en 2014 con 39; Villarreal, en 2012 con 41; y Deportivo, en 2011 con 43, en los últimos diez campeonatos. El Celta se libró con 37 unidades el pasado curso, en el que el conjunto blanquivioleta certificó su salvación en la antepenúltima jornada.

En estas últimas diez temporadas ha ido menguando la cifra necesaria para permanecer en Primera, quizá por la mayor diferencia entre los los llamados ‘grandes’ y el resto. De hecho, desde la campaña 1999-2000, la primera en la que se produjeron tres descensos directos, con el Betis bajando como tercero por la cola con 42 puntos, solo en una ocasión (la citada del Dépor en 2011, con 43) se ha bajado con más unidades. En esas primeras campañas, que van de 2000 a 2010, año en que el Pucela volvió a Segunda con 36 puntos, la permanencia parecía más cara. La media en esos once cursos fue de esos 40 para evitar la caída al infierno de la hoy llamada Liga SmartBank. 

Sin embargo, de 2010 a la actualidad, se ha podido lograr la permanencia, incluso, con tan solo 30 (el Dépor descendió con 29 en 2018), con una media de 36,5, es decir esos 37 para la permanencia.

Leganés (36), Girona (37), Deportivo (29), Sporting (31), Rayo (38), Eibar (35, aunque acabó salvado por descenso administrativo del Elche), Osasuna (39), Mallorca (36), Villarreal (41) y Deportivo (43) han sido los últimos diez descendidos con mayores puntuaciones; mientras que en las anteriores, esos puntos eran superiores: Betis (42), Real Oviedo (41), Las Palmas (40), Recreativo (36), Real Valladolid (41), Levante (37), Alavés (39), Celta (39), Real Zaragoza (42), Betis (42) y Real Valladolid (36), viéndose el cambio de tendencia.

El Pucela ha bajado, desde ese año 2000, en tres ocasiones, en dos como tercero por la cola, con 41 puntos en la temporada 2003-04, a uno solo de la permanencia; y con 36, en la 2009-10 , de nuevo a uno de seguir en Primera; y con 36 en la 2013-14, en esta ocasión como penúltimo y a cuatro de salvarse.

Comparativa.

Un dato curioso es que en estos diez últimos cursos, los tres últimos clasificados antes de la jornada 28, la que se disputa este fin de semana, han acabado siendo los descendidos al final. Ocurrió la pasada campaña, con Mallorca, Leganés y Espanyol; la 2017-18, con Deportivo, Las Palmas y Málaga;y la 2016-17, con Sporting, Osasuna y Granada. En otros cuatro casos, acabaron descendiendo dos de los tres: como en la 2018-19, con el Rayo y el Huesca –se salvó el Celta, hundiendo al Girona del vallisoletano Eusebio Sacristán–; o en la 2012-13, con Mallorca y Deportivo; o en la 2011-12, con Sporting de Gijón y Racing de Santander; o en la 2010-11, con Hércules y Almería. Es decir en siete de los últimos diez cursos, al menos dos de los tres equipos que ocupaban puestos de descenso en la jornada 27 acabaron bajando.

También ha habido casos de estudio, como el Celta, que ha logrado la permanencia, estando en descenso, en las rectas finales de las campañas 2018-19 y 2012-13. En las dos acabó con... 41 y 37 puntos, respectivamente, y salvado.

En estas diez campañas, de la 2010 a la actual, a la jornada 28 se ha llegado con mayores puntuaciones que ahora, salvo en 2018 y 2017, cuando Las Palmas y Osasuna ocupaban por entonces el antepenúltimo puesto, con 20 y 19 puntos. Hoy es el Alavés, con 23, el que cierra las plazas de descenso. De esta forma, si nos atenemos a las comparativas, el Real Valladolid necesitaría 11 puntos en las últimas jornadas para alcanzar los 37 y empezar a vislumbrar la permanencia, aunque viendo que el fútbol no son matemáticas, lo mejor es buscar los clásicos 40 o los seguros 43 para no tener que seguir viendo jornada a jornada los resultados de los principales rivales por la salvación.