scorecardresearch

Miles de personas arropan el paso de 'La Borriquilla'

D. V.
-

Las secciones infantiles de las diferentes cofradías llenaron de colorido el centro de la ciudad

Procesión de Las Palmas. - Foto: Ical

Miles de personas se han echado a la calle en Valladolid para arropar el paso de 'La Borriquilla' por la zona centro de la capital y celebrar, después de dos años de pandemia, el regreso de la Semana de Pasión vallisoletana.

Todo empezaba sobre las 11.30 horas en la calle Platería, donde más de 1.500 personas esperaban la salida el paso de 'La Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén', más conocido como 'La Borriquilla', de la iglesia de la Vera Cruz.

Sus nazarenos han formado un pasillo en la calle por el que ha desfilado 'La Borriquilla', con las tradicionales palmas del Domingo de Ramos para iniciar el camino de la procesión de la cofradía más antigua de las 20 penitenciales que existen a día de hoy en Valladolid.

El paso ha estado acompasado por la banda invitada de Cornetas y Tambores de la Cofradía Penitencial de la Sagrada Pasión de Cristo, cuyo repertorio está basado en marchas clásicas del "estilo" de la Banda de la Policía Armada de Sevilla, marchas de otras bandas conocidas, y marchas propias compuestas para la Hermandad, según se indica en su página web.

Las secciones infantiles de las distintas hermandades vallisoletanas han sido las que han acompañado este paso, de Francisco Giralte y que data del siglo XVI, que alumbra la Cofradía Penitencial de la Santa Vera-Cruz, que es su titular, que ha sido portado a hombros y ha estado arropado por miles de personas que se han echado a la calle en la capital para disfrutar de esta procesión que ha partido desde la iglesia de la Vera Cruz y ha recorrido las calles Macías Picavea, plaza de la Libertad, plaza de Portugalete y Arribas hasta la Catedral donde ha continuado el desfile con las secciones infantiles del resto de las cofradías por la zona centro de la ciudad.

La Cofradía Penitencial de la Vera-Cruz es la más antigua de las hermandades vallisoletanas y tiene su origen en el Convento de San Francisco, hoy desaparecido y que se encontraba en la Plaza Mayor. Aunque se desconoce la fecha de su fundación, se tiene constancia de que en el año 1498 el Ayuntamiento le otorgó ayuda para la construcción de un Humilladero en la Puerta del Campo.

A finales del siglo XVI realizó en la mencionado calle de Platerías su Iglesia Penitencial que, en su interior, alberga un museo de la imaginería con algunos de los mejores conjuntos de la Semana Santa vallisoletana: 'La entrada triunfal de Jesús en Jerusalén', único conservado de los antiguos pasos de papelón fechado en el siglo XVI; el conjunto de 'El Descendimiento', de Gregorio Fernández; 'La Dolorosa de la Vera-Cruz', del mismo escultor y originariamente situado en el anterior paso, y 'La Oración del Huerto', realizada por Andrés Solanes en 1629.

Esta Cofradía también es titular de las imágenes del 'Cristo Atado a la Columna' (1619) y el 'Ecce-Homo' (en torno a 1620), ambas del imaginero castellano Gregorio Fernández.

Los nazarenos de la Cofradía Penitencial de la Santa Vera-Cruz visten túnica negra con bocamangas de encaje, capa de paño verde, capirote y zapatos negros y guantes blancos (negros el Viernes y el Sábado Santo).