scorecardresearch

El perfil de la prostituta: extranjera y menor de 40 años

A.G.M.
-

La mayoría de las prostitutas que ejercen en Valladolid han nacido fuera de España, pero «ya hay muchas nacionalizadas». La edad se mueve en la franja de los 20 a los 40, aunque «hay algunas que siguen con más de 60 años»

Un agente de la Brigada se entrevista con una prostituta en un club. - Foto: Policía

Mujer, extranjera y menor de 40 años. Este es el perfil tipo de prostituta que ejerce en Valladolid, independientemente de que sea en pisos o en clubes de alterne y más allá de que vendan su cuerpo bajo amenazas, voluntariamente o por una simple situación de necesidad, algo que no siempre es sencillo de determinar para los expertos de la Brigada de Extranjería y que es lo que marca la delgada línea entre la comisión o no de un delito por parte de los proxenetas.

«El perfil de prostituta es el de mujer, género femenino, de entre 20 y 40 años de edad, aunque hay excepciones, porque hace unos años recuerdo que identificamos a una mujer que ejercía en la ciudad y que tenía más de 60 años», tal como explica la jefa de la Brigada Provincial de Extranjería,  Dolores Pérez Iribarne. «En lo que respecta a la nacionalidad, podemos decir que mayoritariamente son chicas nacidas en el extranjero, aunque ya hay muchas nacionalizadas y que, claro, para todos los efectos legales son ciudadanas españolas», según apostilla la inspectora jefa a El Día de Valladolid.

Por otra parte, Pérez Iribarne apunta que también hay hombres que comercian con su cuerpo en la ciudad, si bien la experta aclara que «el porcentaje de varones en la prostitución es muy pequeño dentro de la prostitución y el 100% ejerce en pisos»: «Podemos decir que por cada diez personas que se prostituyen en Valladolid, solo una es un hombre».

Hombres o mujeres, la necesidad es el denominador común a la hora de dar el paso de vender su cuerpo: «La inmensa mayoría ejerce la prostitución por una situación de auténtica necesidad, para tener unos ingresos económicos que no pueden obtener por otra vía», dice la jefa de la Brigada, que reconoce que «también hay mujeres que verdaderamente quieren ejercer la prostitución, porque obtienen buenos beneficios y son todos para ellas».

«Los horarios en la prostitución son de 24 horas. Los servicios sexuales se ofrecen permanentemente y se trabaja cualquier día de la semana. Y da igual que sea en pisos que en clubes de alterne», finaliza.