scorecardresearch

La inversión en obra pública se dispara un 43,2%

SPC
-

La licitación en los nueve primeros meses del año se acerca a las previsiones para todo el ejercicio de la Cámara de Contratistas

La inversión en obra pública se dispara un 43,2% - Foto: FS ICAL

La inversión en obra pública alcanza los 1.008 millones de euros en Castilla y León al cierre del tercer trimestre de este año, tras crecer un 43,2 por ciento en relación a 2020, de forma que se asegura en gran medida cumplir las previsiones hechas para este ejercicio, según el balance provisional de la Cámara de Contratistas en la Comunidad, consultado por Ical.

En concreto, su registro contabiliza que la administración central licitó 209 obras por importe de 466 millones entre enero y septiembre, lo que representa el 46 por ciento del total de Castilla y León, tras crecer un 40,4 por ciento este año en comparación a 2020, cuando la cantidad que se había invertido se quedó en los 332,2 millones.

Por el contrario, la administración autonómica abrió 788 obras por valor de 234 millones de euros, el 23 por ciento del total de la Comunidad. Su importe creció solo un 5,1 por ciento, puesto que hace un año era de 222,5 millones. En el caso de las entidades locales, que aportaron el 31 por ciento, movilizaron 308 millones, un 106,2 por ciento, puesto que un año antes esta cantidad se quedó en 149,2 millones.

Solo la licitación disminuyó en dos de las nueve provincias. En concreto, se contrajo un 38,5 por ciento en el caso de Valladolid, hasta los 115,5 millones y en León, donde la rebaja fue del 5,1 por ciento, hasta los 138,6 millones. Por el contrario se disparó un 328,5 por ciento, hasta los 247,3 millones; un 243,9 por ciento, hasta los 60 millones en Segovia; un 133,7 por ciento, hasta los 98,4 por ciento en Burgos, y un 122,8 por ciento en Salamanca, hasta los 119,8 millones.

También crecieron un 87,6 por ciento en el caso de Ávila, hasta los 59,4 millones; un 63 por ciento en Zamora, hasta los 59,6 por ciento, y un 20,4 por ciento en el de Soria, hasta los 85,5 millones. Además, la partida sin provincializar descendió un 60,3 por ciento, hasta los 23,6 millones.

De esta forma, a pesar de las reducciones en León y Valladolid, las cifras de licitación se acercan a las previsiones de la Cámara de Contratistas de Castilla y León, que a finales de junio preveía que la recuperación permitiera alcanzar los 1.160 millones, una cifra muy similar a la de 2019, año anterior al COVID-19, cuando se licitó un total de 1.119 millones. Esto, según los empresarios, ayudaría a amortiguar la caída del 19,6 por ciento registrada el pasado año, cuando la cifra se quedó en los 899 millones.

La evolución de la obra pública mejoró a partir de marzo, el primer mes del año en el que se superó la cifra del anterior ejercicio. De este entonces, las administraciones han ido sacando al mercado obras por mayor importe que las lanzadas en 2020, si bien entonces el confinamiento suspendió los procedimientos y paralizó los procesos de contratación.