scorecardresearch

Licitada una plaza-jardín en la Ciudad de la Comunicación

D.V.
-

El espacio central está muy próximo a la sede de la Seguridad Social y al Paseo Arco de Ladrillo

Así quedará la plaza-jardín en la Ciudad de la Comunicación. - Foto: Ayuntamiento

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid aprobó la licitación de las obras de urbanización de una plaza-jardín en la Ciudad de la Comunicación, en la calle Adolfo Suárez. El espacio se ubica en el antiguo APE de Ariza, un área de planeamiento específico que conllevará una inversión de casi 2,1 millones de euros por parte del Consistorio, según informó en un comunicado recogido por Ical.

La administración culminará así las obras de urbanización del área, puesto que se dejó sin ejecutar la construcción de la plaza central (situada entre las calles Guadalajara, Boston, Adolfo Suárez y Paseo Arco de Ladrillo), que estaba pendiente de la organización del viario, el tratamiento del pasillo ferroviario colindante o la construcción previa de un aparcamiento de vehículos.

La modificación del proyecto de urbanización de la segunda fase, en la que se redefine la plaza original y su relación con el entorno, fue redactada por técnicos municipales. La Concejalía de Planeamiento Urbanístico y Vivienda realizó todos los trámites necesarios para la aprobación del expediente de contratación y disponer la apertura del procedimiento abierto de licitación.

En consecuencia, se abre ahora el plazo para que las empresas presenten sus ofertas. El próximo acuerdo será la adjudicación definitiva del contrato. El concejal de Planteamiento Urbanístico, Manuel Saravia, se mostró satisfecho con la solución adoptada porque es un proyecto "largamente esperado" que mejorará esa zona de la ciudad.

El espacio es un nudo (resuelto como plaza-parque) por el que se comunicará la zona de la Avenida de Madrid-Farnesio con el Paseo de Zorrilla, mediante tres pasos inferiores: uno rodado, que vierte desde Adolfo Suárez a la calle Hípica; y otros dos peatonales-ciclistas, uno más arriba y otro al sur. Un espacio crítico, por tanto, de este sector urbano.

Plaza-jardín

La mayor parte de la urbanización de la zona (antiguo 'APE 25-1 Ariza') se llevó a cabo entre 2005 y 2006. Quedó sin embargo sin ejecutar la construcción de la plaza central. Para resolverlo, en la Junta de Gobierno del 11 de febrero de 2020 el Consistorio se hizo cargo del proyecto y la ejecución de las obras pendientes, si bien gracias a la aportación económica de la Junta de Compensación del polígono que tiene la obligación de costear los gastos.

Además, los técnicos han decidido dar un tratamiento de plaza-jardín, que se proyecta como el fragmento de un parque "más amplio, paisajístico y con predominio de las superficies naturales", pues cuenta con una pradera con arbolado disperso, un estanque y una zona más urbana en el borde sur, con lugares para celebraciones y juegos.

La pradera con su estanque ocupa algo más de la mitad norte de la plaza. Se trata de un espacio para el descanso, con una ligera inclinación hacia la lámina de agua que la limita por el sur y la separa de la zona más activa de juegos infantiles y para ejercicio de los mayores. Cuenta, además, con un espacio para reuniones y espectáculos de cámara protegido por una estructura semiesférica parcialmente cubierta (que recuerda a la geoda planteada años atrás).

Tres paseos peatonales pavimentados atraviesan la plaza, en forma de 'N', y enlazan las distintas calles del barrio (Orlando se prolonga hasta Lille como eje central). También organiza los recorridos interiores, ya que se apoya en otras dos sendas de terriza que los relacionan. Todo el recinto se cierra perimetralmente con un arbolado más denso, setos y arbustos, y se habilita una serie de entradas, más o menos enfatizadas, de acceso a todos estos recorridos.

Se pretende crear diferentes ambientes: unos estanciales, otros de paseo, unos con sombra y otros para el disfrute del sol. El arbolado se dispone con esta intención, con grupos de diferentes especies. El agua estará presente visualmente y desde la pradera se podrá llegar a tocarla, lo que supondrá un refresco en los días de verano.

Los diferentes tratamientos que se plantean para los pavimentos (vegetales, terrizas y pétreos), sumado a la gran variedad de arbolado, dejará ver la estructura semiesférica antes indicada: una geoda de radio 10,4 metros que será uno de las piezas singulares de la urbanización y el recuerdo a la primera propuesta para este ámbito como "ciudad de la comunicación".

Esta estructura se proyecta semicubierta, protegida de los vientos dominantes pero abierta a la entrada del sol y de la lluvia; servirá para cualificar e identificar un lugar de actividades culturales, teatro, conferencias y conciertos de pequeña escala.

Por último, dos puentes y un vado de bloques prismáticos permiten atravesar el estanque. Los recorridos irán acompañados del correspondiente alumbrado público e instalaciones de agua potable, bancos, papeleras. La plaza contará con una cabina de aseos. Se proyecta una iluminación específica para la geoda: iluminación escenográfica para su visión nocturna e instalación de luminarias para las futuras representaciones.