scorecardresearch

La Junta invierte un millón en la depuradora de Portillo

D.V.
-

La obra, financiada por el programa operativo Feder, se ha ejecutado en 18 meses

El consejero de Fomento y Medio Ambiente en funciones, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha visitado esta mañana la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de la localidad vallisoletana de Portillo - Foto: Ical.

La nueva estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de la localidad vallisoletana de Portillo ya funciona de manera automática y gestiona sus fangos correctamente después de la inversión de un millón de euros de la Junta de Castilla y León. Una infraestructura que permite garantizar que los caudales devueltos cumplen los parámetros de vertido recogidos en la legislación europea. No en vano, el municipio vertía sus aguas sin ningún tipo de tratamiento al Arroyo Santa María, incumpliendo la normativa de vertidos y causando problemas sanitarios y de olores.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente en funciones, Juan Carlos Suárez-Quiñones, visitó hoy la EDAR de la localidad vallisoletana de Portillo, que está diseñada para una población de 5.200 habitantes equivalentes, con una caudal de 1.300 metros cúbicos al día. 

La obra, financiada por el programa operativo Feder, se ha ejecutado en 18 meses. La Junta, a través de la sociedad pública Somacyl, ha financiado el 80 por ciento del coste de las obras y el Ayuntamiento de Portillo, el 20 por ciento restante. La depuradora cuenta con un reactor biológico, un decantador secundario y un espesador de fangos. El agua tratada sale por una fuente de presentación, en la que se ha colocado una bomba que permite la captación de agua para tareas de la propia planta, como el riego.

Además, se han ejecutado todos aquellos elementos accesorios para su correcto funcionamiento, como la línea eléctrica de media tensión encargada de abastecer de energía eléctrica a la EDAR, el edificio industrial para albergar la sala de control, cuadros eléctricos, aseos y almacén, urbanización y acceso, entre otros. La planta está totalmente automatizada y permite su control y operación en remoto.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente tiene previstas actuaciones en la provincia de Valladolid en materia de abastecimiento y depuración de agua por importe de 29 millones de euros, entre ellas la depuración en una treintena de localidades de entre 500 y 2.000 habitantes equivalentes.

Entre las obras de abastecimiento de agua en la provincia vallisoletana se encuentran la conexión de Ciguñuela y las de Villaverde de Medina, Nueva Villa de las Torres y Carpio, de la Mancomunidad Vega del Duero.

En cuanto a las obras de depuración de aguas residuales en la provincia de Valladolid, actualmente en ejecución se encuentran las EDAR de Traspinedo, Nava del Rey y La Santa Espina, y se está finalizando la conexión de La Cistérniga a la EDAR de Valladolid.

En proyecto están las estaciones depuradoras de aguas residuales de Ataquines, Ciguñuela, Geria, Megeces, Montemayor de Pililla, Mucientes, La Parrilla, Pesquera de Duero, Pozaldez, San Pedro de Latarce, Castronuevo de Esgueva, Sardón de Duero, Bolaños de Campos, Castromonte, La Pedraja de Portillo, Siete Iglesias de Trabancos, Olivares de Duero, Pollos, Piña de Esgueva, Pozal de Gallinas, Tordehumos, San Román de Hornija, Torrelobatón, Villaverde de Medina, Villagarcía de Campos, Wamba, Villabáñez, Villabrágima, Villafrechós, Villalar de los Comuneros y Viloria del Henar.

La mayoría de estas nuevas depuradoras de aguas residuales forma parte del plan diseñado por la Consejería en las nueve provincias de Castilla y León, con la colaboración de las diputaciones y los ayuntamientos, a través del cual está previsto la construcción de en torno a 300 depuradoras en municipios de entre 500 y 2.000 habitantes equivalentes. Este programa medioambiental supondrá la movilización de inversiones en torno a 140 millones de euros, con el apoyo, asimismo, de la Junta para ayudar a financiar las aportaciones económicas de las diputaciones y los ayuntamientos.