scorecardresearch

Un enigma de 3,75 millones de euros

EFE
-

Sotheby's subasta el diamante negro facetado de 55 caras y 555,55 quilates más grande del mundo

Vista de una presentación de Sotheby's del diamante negro "Enigma", de 555,55 quilates, en una fotografía de archivo. - Foto: EFE/Ali Haider

El diamante negro Enigma, de 555,55 quilates y el más grande de su tipo en ser vendido al mejor postor, ha sido subastado hoy por 3,16 millones de libras esterlinas (unos 3,75 millones de euros al cambio actual) en una venta por internet organizada por Sotheby's.

La subasta, que comenzó el pasado 3 de febrero, se ha alargado con una batalla de pujas que duplicó su precio de martillo, desde los 1,3 millones de libras esterlinas a los 2,6 millones, un monto que con tasas e impuestos se elevó a 3.161.000 libras esterlinas.

El precio se ha situado así dentro de las estimaciones de los expertos de Sotheby's, que le habían adjudicado un precio de entre tres y cinco millones de libras esterlinas.

Se trata del mayor diamante negro facetado en entrar en una subasta, con 55 caras y unas dimensiones de 54x44x32 milímetros, lo que le hizo merecedor de entrar en el Libro Guinness de los Récords de 2006.

"El Enigma es una pieza única. Es muy difícil compararlo con otros diamantes, o incluso con otros diamantes negros que han llegado al mercado en el pasado", ha declarado la especialista en joyas de Sotheby's, Nikita Binani.

Los orígenes del Enigma son un misterio, puesto que el actual propietario, que compró la pieza hace más de dos décadas, ha querido permanecer en el anonimato.

Tampoco se sabe cuándo y dónde fue descubierto exactamente el diamante negro, y la casa de subastas solo apunta a que este tipo de gemas se encuentran exclusivamente en Brasil y en la República Centroafricana, y que generalmente se formaron hace unos 2.000 o 3.000 millones de años, se cree que con el impacto de algún tipo de asteroide sobre el planeta tierra.

Aunque los diamantes negros en general tienen menor valor que un diamante blanco, Binani señala que en general, los diamantes de colores están empezando a apreciarse, y que se prevé que la venta del Enigma impulse aún más el precio de este tipo de piedras preciosas.