La Seca insiste en que se regale vino cada 23 de abril

D. V.
-

El Ayuntamiento apuesta por crear esta tradición dentro de una campaña que comenzó en el año 2018

La Seca quiere que se regale vino cada 23 de abril.

El Ayuntamiento de La Seca, municipio vitivinicultor que congrega veinte bodegas en su término municipal dentro del marco de la Denominación de Origen Rueda y más de 3.500 hectáreas de viñedo, ya hizo en 2018, 2019 y 2020 una propuesta dirigida al sector del vino de Castilla y León y a las instituciones: promocionar que el día 23 de abril, Día de Castilla y León, se adquiera la costumbre y tradición de regalar vino entre los vecinos de la región. Vino de cualquier territorio de la Comunidad y de cualquier variedad.

"El sector del vino recoge la sabiduría vital de las gentes de la región, transmitida entre generaciones de viticultores, enólogos y bodegueros sin entender de límites administrativos y es un elemento identificador de la geografía de Castilla y León, tanto en el paisaje, como en el acervo cultural", señala el Ayuntamiento en una nota de prensa.

Las medidas sanitarias de restricción de contactos y vida social, con el fin de prevenir la transmisión del virus, ha supuesto limitar al máximo la vida social. El vino es un elemento que acompaña la vida social, y su consumo en el canal de hostelería acoge un importante número de ventas. "Desde la última campaña en 2020 hasta la fecha de hoy, prácticamente no ha habido vida social vinculada a fiestas, tradiciones, festejos, y actividades de toda índole con el vino presente. Esto ha repercutido notablemente en la caída de la dinamización económica del sector vitivinícola, que necesita también de un apoyo institucional, con medidas diversas", añade el Consistorio. La campaña de 'regalar vino el 23 de abril entre los vecinos de Castilla y León', "podría ser una medida de un impacto económico interesante, apreciable por el sector, y realmente con un bajo coste".

Los vinos de Castilla y León, tanto los acogidos a los diferentes Consejos Reguladores, como a las marcas y sellos de calidad, "son vinos de éxito y reconocidos mundialmente". "Las nueve provincias de Castilla y León sostienen la esencia de la cultura del vino; y así sucede casi en cualquiera de los rincones de nuestra región, no sólo con la producción vitivinícola, sino con el elemento patrimonial vinculado a la arquitectura del vino".