El AVE reducirá el viaje entre Madrid y Orense a 3,5 horas

SPC
-

El ministro José Luis Ábalos anuncia que en los próximos meses se pondrá en servicio el tramo entre la capital zamorana y Pedralba de la Pradería

El ministro Ábalos, Fernández Mañueco (presidente de la Junta) y numerosas autoridades participaron en el viaje de prueba. - Foto: María Lorenzo (Ical)

El ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, anunció ayer que el viaje en AVE desde Madrid hasta Orense durará tres horas y media ya en los primeros meses del próximo año e incidió en la previsión de que, a principios de 2020 empiecen las pruebas del tramo Pedralba de la Pradería-Taboadela-Ourense, con lo que «se completará, por fin», la llegada de la Alta Velocidad a Galicia.
«Cuando este tramo se ponga en servicio, una vez completada la prueba de seguridad, el tiempo de viaje entre Madrid y Orense será inferior a las dos horas y media. Y con el resto de ciudades gallegas del Eje Atlántico: Santiago, A Coruña, Pontevedra y Vigo, entre tres horas y tres horas y media. Ferrol y Lugo también verán reducidos sensiblemente sus tiempos de tránsito», precisó.
Ábalos remarcó que la próxima apertura de este tramo «es fruto del esfuerzo de todos» y subrayó el valor de «la política del hacer, que vale más que la del decir», en una jornada en la que «los informativos agitan con titulares de alto voltaje».
El responsable de Fomento aludió a «la dificultad y la incertidumbre» de gobernar con un presupuesto prorrogado, pero advirtió que «nada se detuvo» y que el Ejecutivo «no dejó de hacer lo que tenía que hacer».
En ese sentido, el ministro matizó que no le gusta «patrimonializar lo que es de todos» y reconoció el papel de anteriores ejecutivos a la hora de llevar a cabo una obra «que aún tiene que completar la fase de pruebas de seguridad», una parte del proceso que es «exigente y crítica».
De todos modos, Ábalos explicó que, una vez se ponga en marcha el servicio, el viaje en tren entre Madrid y Orense bajará a las tres horas y media, mientras que también se producirá «algún ahorro» de tiempo en el trayecto entre la capital de España y Zamora.
«También seguiremos trabajando en el tramo Pedralba-Taboadela-Orense, que cuando se ponga en servicio reducirá el trayecto entre Madrid y Orense por debajo de las dos horas y media», recalcó.
Tras explicar estas cuestiones, Ábalos calificó la obra del tramo entre Zamora y Pedralba de la Pradería de «hito de la ingeniería», y apuntó que se trata de un trayecto que atraviesa 67 viaductos y 40 túneles, por lo que hay «pocos proyectos equivalentes» y «pocos países que lleguen a este nivel de vanguardia». «Debemos sentirnos orgullosos de haber superado este desafío de la orografía», afirmó.
El ministro incidió en que este esfuerzo se enmarca en la idea del Ejecutivo de «vertebrar España en todos sus ejes», un plan que hizo extensivo a las carreteras y autovías, y concretamente a la A-11. «Ninguna otra autovía en España ha recibido un impulso similar. Hemos puesto en servicio dos tramos, desbloqueado todos los tramos sorianos  y hemos licitado las obras de dos tramos este año por 240 millones de euros», advirtió.