scorecardresearch

Agricultura activa el registro de movimientos de aceite

SPC
-

Se trata de una práctica de trazabilidad que no existe en ningún otro país y coloca al sector oleícola español como referente mundial en calidad

Agricultura activa el registro de movimientos de aceite - Foto: RUEDA VILLAVERDE

Desde el día 1 de este mes ya está en marcha el sistema informatizado en el que se deben registrar obligatoriamente los movimientos de aceites de oliva y de orujo de oliva a granel, tal como recoge la norma de calidad para estos productos aprobada por el Consejo de Ministros el pasado 31 de agosto. El producto deberá ir acompañado por un documento de acompañamiento y un boletín de análisis que garantice la categoría declarada.

La aplicación informática se encuentra disponible en la web de la Agencia de Información y Control Alimentarios, https://www.aica.gob.es/, y a través de ella se podrá realizar la notificación previa y obligatoria de cualquier movimiento de aceite de oliva y de orujo a granel. De esta manera se generará el documento de acompañamiento que deberá portarse durante todo el recorrido. Igualmente y según recoge la norma, se deberán registrar a través de este sistema informatizado los movimientos internos entre la almazaras, las refinerías y las extractoras de aceite de orujo de una misma instalación a través de una opción de menú propia cumplimentando el apartado A del Anexo II referido a la identificación del producto. Además, para controlar la trazabilidad de los movimientos, el sector oleícola contará con un plan nacional específico de control coordinado por Agricultura y gestionado por las autoridades competentes de las comunidades autónomas.

Con esta norma de calidad, el Ministerio de Agricultura quiere dotar al sector de herramientas que le permitan conquistar el mercado internacional por su calidad. España ya cuenta con el liderazgo de ser el principal elaborador y exportador de aceite de oliva del mundo, y ahora se pretende ser líderes también en calidad. De esta forma, se pone en marcha un sistema de trazabilidad y de control que no existe en ningún otro país del mundo, colocando a nuestro sector en cabeza de las exigencias de calidad del aceite de oliva.