scorecardresearch

El Pucela, a ratificar su momento en el Tartiere

M.B
-

El Real Valladolid cierra el domingo (18.15 horas) la jornada 31, tras el empate de ayer del Almería, visitando al Real Oviedo. Se esperan cerca de 2.000 blanquivioleta

Imagen del Real Valladolid antes del partido en Tenerife. - Foto: realvalladolid.es

El Real Valladolid no pierde desde el 3 de diciembre. Acumula, desde su visita a Huesca hace tres meses, ocho victorias y tres empates en once partidos. Es el mejor si se contabilizan las últimas diez jornadas, incluso las últimas veinte, pero arrancó la 31ª en la tercera plaza, por aquello de la diferencia de goles, empatado con el Almería (ayer empató y le supera ahora) y a un solo punto del Eibar. 

Este domingo, el conjunto blanquivioleta cerrará la 31ª fecha de LaLiga SmartBank visitando al Real Oviedo, a partir de las 18.15 horas, en el Carlos Tartiere. Cuando salte a un verde que le trae buenos recuerdos ya sabrá los resultados de sus dos principales (hay más) rivales por el ascenso directo, empezando por ese empate del Almería. Y, aunque eso no suele condicionar su juego, no es lo mismo saberlo que no.

El encuentro, ya enmarcado en el último tercio liguero, llega en un buen momento para la escuadra de Pacheta. Rota su mala racha a domicilio, tras sus victorias en Cartagena y en Tenerife, los blanquivioleta quieren mantener ese idilio con el juego y con los resultados. Al amparo de los suyos, en Zorrilla, se ha mostrado casi intratable. Lejos de Valladolid ha sufrido, pero parece que está olvidado. Este domingo, además, contará con aliento extra, el de las cerca de dos mil gargantas que se esperan en las gradas. El club despachó las 900 localidades que tenía; y la Federación de Peñas, otras 300. Pero muchos aficionados ya han usado la opción de comprar localidades de manera online, con lo que se calcula que pueden llegar a esos 2.000 aficionados.

En el plano deportivo, Pacheta recupera a Roque Mesa, que se perdió el último partido por sanción; a Weissman, Janko y a Nacho, ausentes por covid en la última jornada. Así que, contará con toda su plantilla, salvo los lesionados de larga duración, Hugo Vallejo y Waldo.

Y con sus efectivos al cien por cien, hay muchas dudas en la formación inicial. Masip, Luis Pérez, Javi Sánchez, El Yamiq y Nacho son fijos (a no ser que este último no esté del todo bien y pueda optar por Carnero). Toni parece que se ha ganado un puesto, pero a partir de ahí comienzas las diatribas. Aguado, Roque Mesa y Monchu pugnan por dos puestos en el medio. Los primeros han sido fijos y el último ha entrado con buen pie tras incorporarse en enero al club. En la banda izquierda, Plano y Plata también 'pelean' por la titularidad; mientras que en ataque, con Sergio León fijo y enrachado, hay que ver si vuelve Weissman o el técnico sigue apostando por Cristo González.

Iván Sánchez, Hervías, Morci y Anuar esperarán, en principio en el banquillo. Los dos primeros se estrenaron el pasado fin de semana en Tenerife. Al atacante se le vio un poco lento, mientras que al extremo se le vio con las mismas ganas que siempre. Anuar y Morci parecen cambios seguros, a tenor de lo visto en los últimos encuentros.

En el Tartiere espera un Real Oviedo que arranca la jornada en el décimo puesto, a cinco puntos del playoff y con ciertas dudas tras perder en sus últimos encuentros ante el Girona (2-1) y la RealSociedad B (0-1). Con Ziganda al frente, los asturianos cuentan con uno de los goleadores de la categoría, Borja Bastón, que acumula 15 dianas (incluida la del José Zorrilla de la primera vuelta, que no le valió para puntuar), a una solo del pichichi, Stuani (con 16)?.

El portero Femenías, que no tuvo su mejor día en Zorrilla, es el único que lo ha jugado todo; mientras que son fijos en la escuadra azulona David Costas, Dani Calvo, Jimmy, Borja Sánchez, Viti y el propio Bastón. Christian Fernández, lesionado, y Mossa, sancionados, son bajas seguras.