scorecardresearch

Al Real Valladolid le falta el gol en Burgos (0-0)

M.B
-

El Pucela llevó el peso del encuentro en El Plantío pero no tuvo acierto de cara a gol en su tercer amistoso de pretemporada, segundo en menos de 24 horas

Torres, con El Yamiq al fondo, en el amistoso en Burgos. - Foto: Luis López Araico (DB)

El Real Valladolid sigue sin perder en lo que va de pretemporada, pero continúa teniendo problemas con el gol. Este sábado, en su tercer amistoso, no pudo pasar del 0-0 ante el Burgos en El Plantío, en un encuentro en el que mandó desde el inicio hasta el final, en el que generó ocasiones (menos que en Salamanca) y en el que no encontró ese acierto tan necesario luego en la Liga.   

Pacheta quería ver a todos los jugadores disponibles (Masip, Plaza, Plano y Javi Sánchez siguen 'tocados', Iván Sánchez acabó lesionado el viernes aunque no parece grave, y Roberto, San Emeterio y Guardiola no cuentan). Así que de inicio el técnico salió con Asenjo, Fresneda, Joaquín, Torres, Escudero, Roque Mesa, Kike Pérez, Waldo, Toni, Sergio León y Weissman, y luego hizo cambios en el descanso y la segunda parte.

Escudero fue el primero en intentarlo, con dos lanzamientos lejanos. El segundo, en el minuto 6, que iba para dentro, hizo que Caro se luciese mandando el cuero a córner.

Fresneda, en el amistoso en Burgos.Fresneda, en el amistoso en Burgos. - Foto: L.L. Araico (DB)

El Pucela mandó desde el inicio, con la posesión aunque falto de velocidad. Tuvo esas primeras ocasiones, por medio de Escudero, luego de Roque Mesa y finalmente, antes del 15, de Sergio León, que buscó sorprender desde lejos a un Caro bien colocado. El Burgos, mientras, esperaba atrás algún error de los pucelanos. Weissman perdonó una de esas que no se pueden perdonar luego en la Liga. Antes del 20, un pase de Roque a Toni lo hizo bueno el canterano, que dejó solo al israelí que no pudo controlar ni armar el tiro.

Las ocasiones se sucedían pero de nuevo sin acierto. Kike Pérez la tuvo también, en un lanzamiento de falta, que salió alto por poco. El cuero era de posesión blanquivioleta (hoy con la segunda equipación) pero de nuevo sin gol. Y esa debe ya empieza a ser preocupante.

Sobre todo porque para el comienzo de la Liga apenas quedan tres semanas. 

El Burgos estuvo a punto de irse al descanso en ventaja tras un centro envenenado en el minuto 40, que remató Valcarce fuera por poco, con Asenjo ya batido. Justo antes de que el propio Valcarce y Roque Mesa decidiesen que el amistoso no lo era tanto y comenzasen un conato de tángana que el colegiado zanjó con los dos expulsados. Fea imagen de ambos jugadores en un encuentro de pretemporada.

La segunda parte comenzó con cambios. Con Joaquín, Olaza, Monchu, Aguado, Hugo Vallejo, Anuar y Sekou. Y con diez jugadores por bando tras las dos expulsiones. El Pucela siguió intentando mandar, ahora con Monchu y Aguado, buscando la cabeza de Sekou, que tuvo una en el 55, muy centrado a las manos del portero Dani Barrio, o las entradas de Vallejo y Anuar. 

Pero, el ritmo fue decayendo y las ocasiones brillaron por su ausencia. De hecho se llegó a la segunda pausa de hidratación, ya con Arroyo y Garri en el campo (por Fresneda y El Yamiq), sin más sustos para los dos porteros. Y con ese cansancio de pretemporada y de jugar dos partidos en menos de 24 horas.

A pesar de ello, el Pucela se pudo llevar el partido en tres córner. El primero bien botado por Aguado y peinado por Anuar, respondiendo bien Dani Barrio. Quedaban seis minutos para el final de este tercer amistoso. El segundo, de nuevo de Aguado, que remató en el segundo palo Vallejo, fuera por poco. Y el tercero, de Monchu, que mandó alto Joaquín. Quizá fue lo mejor, ver el juego a balón parado y que lo intentó hasta el final.