La Diputación destinará 520.000 euros a pueblos confinados

R.G.R
-

La institución aprobará una línea de subvenciones para los municipios que hayan sido confiados. Las cuantías oscilan entre 1.500 y 10.000 euros, y se destinarán a los sectores más damnificados

Una madre y su hijo pasean por un pueblo de Valladolid. - Foto: Jose Carlos Castillo

La Diputación de Valladolid está trabajando en una nueva línea de ayudas para ayudar a los consistorios y los pueblos que han sido confinados por la Junta de Castilla y León. El equipo de Gobierno ha mantenido un encuentro con el resto de grupos de la oposición para llegar a un consenso y destinar una partida de 520.000 euros para ayudar tanto a los propios ayuntamientos como a los negocios de estos municipios.
Por el momento, solo han sido confinados por la covid-19 de forma oficial Pedrajas de San Esteban e Íscar. Aunque algunos otros pueblos de la provincia han decretado un autoconfinamiento voluntario por un contagio descontrolado en un determinado momento, como es el caso de Torrelobatón. 
El vicepresidente de la Diputación, Víctor Alonso Monge, aclaró que esta partida irá destinada a todos los ayuntamientos que se puedan ver perjudicados en el futuro por un posible confinamiento decretado por la Junta además de Pedrajas e Íscar. «Hemos hecho tablas que oscilan entre los 1.500 euros que recibiría un pueblo de menos de 500 vecinos y los 10.000 que llegarían a otro de más de 5.000». 
El dinero tendrá que ir destinado a fines sociales, limpieza viaria, adquisiciones de equipos de protección como ya se ha hecho en otras ocasiones. Pero en esta ocasión también se aprobará una nueva línea de «dinamismo económico» para que los ayuntamientos puedan ayudar a aquellos negocios que se hayan visto perjudicados por el confinamiento. «Nosotros daremos el dinero a los ayuntamientos de forma anticipada y luego ellos lo podrán destinar a los sectores que consideren que han estado más perjudicados durante el confinamiento». 
Los grupos de la oposición manifestaron su voto a favor de la medida, aunque con ciertas reticencias. Los grupos entienden que se han producido algunos casos de municipios que, sin estar confinados de forma oficial por la Junta, sí han tenido una incidencia de casos muy elevada y los ayuntamientos han impuesto un autoconfinamiento. El vicepresidente habló de que si aplicaran este criterio entrarían en un terreno subjetivo.   
En el supuesto caso de que? no se produzcan más confinamientos hasta finales de año, Alonso Monge aclaró que este dinero se liquidaría y se guardaría en previsión de lo que pueda suceder el año que viene. «La previsión que hemos hecho es que en el caso de que todos los  municipios de la provincia puedan ser confinados en el futuro, todos puedan recibir su aportación». 
Por su parte, el portavoz del PSOE, Francisco Ferreira, indicó que ahora mismo las localidades confinadas tienen nombre y apellidos, que son Íscar y Pedrajas. «No nos oponemos a que se les dé una ayuda extraordinaria, pero de igual forma esto se tendría que extender a todos los municipios, porque en prácticamente todos hay rebrotes y realmente la ayuda debe ir dirigida a quienes acrediten la necesidad. El borrador de bases que nos plantea establece 6.000 euros de ayuda para Pedrajas y 10.000 euros para Iscar. Esto es un despropósito si se parte de una convocatoria dotada con 516.000 euros», indicó.
El portavoz apuntó que no es necesario destinar esta cantidad de dinero «si realmente confinados de forma oficial a día de hoy solo han estado dos municipios». Bajo su punto de vista, tiene una explicación, y es que el presidente visitó dichas poblaciones y prometió un plan de ayudas. «Por lo tanto, por esa ligereza se está vistiendo el santo y se está haciendo de malas maneras. Porque realmente las ayudas según las bases van dirigidas solo a los ayuntamientos que hayan sido confinados, cuando deberían ir a todos los ayuntamientos y con un plus especial a los confinados». «No olvidemos tampoco que en un confinamiento los principales perjudicados, entre otros, son autónomos y pymes que acrediten pérdidas, los cuales están excluidos de las bases. Yo creo que el presidente tendría que estar más a trabajar que a cuidar tanto su imagen, porque promesas de este tipo nos llevan a situaciones tan absurdas».
Por su parte, la portavoz de Toma la Palabra, Virginia Hernández, también mostró sus dudas con respecto a que la ayuda vaya destinada por el momento a dos pueblos. «En Torrelobatón también ha pasado y los pueblos de alrededor han dejado de ir a comprar a sus tiendas. ¿No tienen derecho estos negocios?».
El portavoz de Vox, Mario de Fuentes, aseguró tener también dudas en este aspecto y también manifestó dudar sobre el sobrecoste real que han tenido los ayuntamientos confinados. «Sí los negocios, la hostelería o el comercio, ¿pero los consistorios? No sé en qué han aumentado sus gastos.  Creo que de esta partida no vamos a gastar ni 20.000 euros».