scorecardresearch

La inflación es la principal preocupación de los empresarios

D.V.
-

La Cámara de Comercio difunde los resultados de una encuesta en la que el 63,8% de los empresarios de Valladolid reconoce que la situación financiera se presenta desfavorable para el próximo curso económico

Los hosteleros los que mayor preocupación muestran en el futuro, según la encuesta de la Cámara. - Foto: Jonathan Tajes

La Cámara de Comercio de Valladolid ha puesto en marcha una encuesta para conocer cuáles son las expectativas económicas de las empresas vallisoletanas para el nuevo curso económico de la que se extrae que la inflación y el encarecimiento de la energía son las principales preocupaciones empresariales.

Así, según este estudio realizado la primera semana de septiembre, un 63,81 por ciento de los encuestados reconoce que la situación financiera se presenta desfavorable durante el próximo año. La elevada inflación y la subida de precios de la energía, especialmente la luz y el gas, son los motivos principales por los que la economía empresarial se verá afectada.

Más de la mitad de los empresarios considera que el próximo año su situación económica será peor que la actual, los autónomos y los hosteleros los que mayor preocupación muestran en el futuro. Por el contrario, el 83,33 por ciento de las empresas industriales consideran que su situación económica se mantendrá o mejorará a lo largo del nuevo curso económico.

En lo que sí coinciden todos los sectores es en que los beneficios y la inversión serán los aspectos empresariales que sufrirán una mayor caída respecto al mismo periodo del año anterior.

Sin embargo, el tejido empresarial expresa motivos que invitan a ser "optimistas", ya que las previsiones auguran un incremento en las ventas y un entorno mucho más competitivo debido a la nueva situación económica marcada por una alta inflación.

Con el objetivo de promover el crecimiento empresarial, más de la mitad de los encuestados considera que la formación (59,05 por ciento) y la digitalización (53,33 por ciento) son palancas estratégicas para sus corporaciones. En este sentido, y atendiendo al tamaño de la empresa, aquellas con una plantilla de 1 a 50 empleados consideran que la transformación digital podrá amortiguar el impacto económico e impulsar la actividad de sus negocios.

Además, el 75 por ciento de las empresas de la construcción considera que la sostenibilidad es clave para su desarrollo económico y el 55% de las empresas industriales apuestan por el talento joven como pilar fundamental para su crecimiento. Por su parte, los autónomos resaltan la importancia de la captación de fondos europeos para el desarrollo económico de la provincia.