scorecardresearch

Torres-López, su firma en una gárgola

Jesús Anta
-

El viejo Hospital Provincial, la Plaza de Toros y el Instituto Zorrilla llevan su rúbrica

Antiguo Hospital Provincial de Valladolid.

Teodosio Torres López ha sido uno de los arquitectos vallisoletanos que ha dejado más e interesante obra pública en Valladolid ciudad y en los municipios de la provincia. El Hospital Provincial y Facultad de Medicina -calle Ramón y Cajal c/v a San y Forés-, luego reconvertido en dependencias de la Diputación Provincial, el Instituto Zorrilla, y la plaza de Toros del Paseo Zorrilla llevan la firma de Torres. Pero estas construcciones, aunque pueden ser muy señeras, son solo ejemplos de numerosas obras, incluidos edificios para viviendas.

Esto se explica sobre todo porque fue durante muchos años el arquitecto de la Diputación Provincial. Por eso, en municipios de la provincia una docena de escuelas, un par de Casas Consistoriales, algún cementerio y matadero, y varias fuentes y lavaderos fueron proyectados por Teodosio Torres. Y en su calidad de arquitecto provincial tuvo que encargarse de las reformas y mantenimiento de los edificios de la Diputación: Hospicio, manicomio y la propia sede política de la calle de las Angustias (por ejemplo, reconstruyó el salón de plenos).

También trabajó para el Ministerio de Educación, que fue quien le encargó la profunda (y controvertida) reforma del edificio de la Universidad de Valladolid. Al parecer estaba bastante deteriorado y Teodosio Torres vació prácticamente el edificio y reconstruyó todo el lateral de la calle de la Librería y la esquina de la fachada, rematada con la campana histórica y un reloj, y casi frente al Palacio de Santa Cruz, se emplazó un observatorio astronómico. Hubo opiniones que indicaban que no era necesaria tan radical reforma. Las obras se inauguraron en 1915, ya fallecido Teodosio Torres.  Es el caso que en abril de 1939, la Universidad, que era sede del Ministerio de Gobernación, sufrió un violento incendio que destruyó buena parte del edificio.

Teodosio Torres-López.Teodosio Torres-López.Importante fueron, también, las obras de restauración de colegio de San Gregorio donde está alojado el Museo Nacional de Escultura. Obra que le encargó el Ministerio de Fomento. Este edificio, después de la Guerra de Independencia y la posterior desamortización quedó enormemente deteriorado. A su deterioro también contribuyó el que en él se instalaran algunas dependencias oficiales como fueron el Gobierno Civil y la Delegación de Hacienda, que hicieron obras y reformas a su conveniencia. Aquello terminó por el dejar tan histórico edificio bastante desfigurado y alterado. Pues bien, a Teodosio Torres se le encargaron varias obras de restauración que llevó a cabo durante seis años a partir de 1885, entre ellas la reconstrucción de las fachadas de su patio central el arreglo de las cubiertas del edificio. En la gárgola que representa el águila de San Juan Evangelista, se grabó el nombre de Teodosio Torres, según la Guía del Museo Nacional de Escultura que en 1945 escribió Luis de Castro.

Entre sus proyectos de viviendas residenciales destacan el edificio de la calle Gamazo número 12, de 1911, considerado un ejemplo del modernismo; y la fachada de la casa que hace esquina en la calle Santiago con Claudio Moyano.

También le encargaron intervenir en la restauración del Archivo de Simancas y de la Chancillería de Valladolid. Y su quehacer alcanzó incluso a llevar a cabo la restauración de los castillos de Torrelobatón, y de la Mota, de Medina del Campo, en este último caso en colaboración con el arquitecto Municipal de Valladolid Juan Agapito y Revilla.