Sanidad aísla Aranda de Duero tras registrar 230 casos

SPC
-

Los 35.000 habitantes del municipio burgalés quedarán confinados desde hoy y durante 14 días después de alcanzar una tasa de incidencia acumulada del 675 infectados por cada 100.000 personas

Sanidad aísla Aranda de Duero tras registrar 230 casos - Foto: Alberto Rodrigo

Primero fueron Íscar y Pedrajas, en Valladolid, y ahora Aranda de Duero (Burgos) será la siguiente localidad de la Comunidad que quedará confinada tras multiplicarse los casos y mantener 230 positivos activos. Así lo anunció ayer la Junta de Castilla y León, que este jueves decretó la restricción de la libre entrada y salida de personas en el municipio burgalés de 35.000 habitantes como principal medida de contención frente a la covid-19, por lo que se convierte en la segunda zona en ser confinada tras los municipios vallisoletanos de Pedrajas de San Esteban e Íscar. La medida entra hoy en vigor y tendrá una duración, como mínimo, de catorce días después de que la situación epidemiológica actual, con más de un centenar de casos declarados y cinco brotes activos hasta el momento haya obligado a la administración autonómica a decretar una serie de medidas «excepcionales» para contener la propagación del virus.
Actualmente, y según datos de la Junta, la incidencia de la covid-19 en la zona básica de salud Aranda Norte se eleva a 66,69 casos por cada 10.000 tarjetas sanitarias, con 131 positivos; Aranda Sur, 42,05 por cada 10.000, con un total de 68; y Aranda Rural, con una tasa del 37,41, con 29 positivos. En total, se computan 228 casos en la zona.
La restricción de la movilidad en la localidad ribereña, siguiendo el ejemplo de los municipios de Íscar y Pedrajas de San Esteban es la principal medida decretada por la Junta. De esta forma se restringe la libre entrada y salida de personas en Aranda de Duero salvo aquellos desplazamientos justificados por asistencia a centros o servicios sanitarios, cumplimiento de las obligaciones profesionales y laborales, retorno al lugar de residencia habitual, o asistencia y cuidado a personas mayores, dependientes o con discapacidad.
Tras hacerse público el confinamiento de Aranda, el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, destacó que está en contacto con la alcaldesa del municipio, Raquel González, para «establecer medidas de contención frente a la covid-19». Fernández Mañueco defendió en un tuit recogido por Ical que «hay que proteger la salud y vida de las personas» y expresó su «agradecimiento y apoyo a vecinos, autoridades, Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, Policía Local y Protección Civil».
Además, según informó el delegado territorial en Burgos, Roberto Sáiz, la circulación por carretera y viales que transcurran o atraviesen el municipio estará permitida siempre y cuando tenga origen y destino fuera del mismo. Además de esta, Aranda tendrá las mismas limitaciones de reunión, aforo y visitas a residencias impuestas a los dos municipios vallisoletanos.
35 años de media

En palabras del delegado, la tasa de incidencia es muy superior a la registrada la semana anterior, cuando fue de 24,35 casos por cada 100.000 habitantes. Asimismo señaló que el 51,7 por ciento de los casos se han dado en mujeres, y el mayor número se ha notificado en grupos de edad que van desde los 30 a los 39 años, «con una edad media de 35 años», dijo. Además, el 92,2 por ciento de los positivos no presenta sintomatología y solo dos personas han requerido de ingreso hospitalario. Asimismo hizo un llamamiento a la ciudadanía para que no baje la guardia y mantenga las medidas.