scorecardresearch

Dani Gordo, de regreso a casa desde Bielorrusia

M.B
-

"Saldremos del país hoy. No sé las horas que tendremos que esperar en fronteras. A los europeos y americanos nos han dicho que nos marcháramos de manera inmediata", señala el vallisoletano, que dirige al HC Meshkov Brest bielorruso desde el verano

Dani Gordo. - Foto: EHF

Dani Gordo regresa a casa desde Bielorrusia. El entrenador vallisoletano, que dirige al HC Meshkov Brest desde el pasado verano, es uno de los afectados por la invasión de Rusia sobre Ucrania y que también está teniendo consecuencias en la cercana Bielorrusia. De hecho, tiene ya el permiso de su club para volver después de la 'recomendación' de la embajada española de hacerlo.

"Saldremos del país hoy. No sé las horas que tendremos que esperar en fronteras. A los europeos y americanos nos han dicho que nos marcháramos de manera inmediata y no tienes otra solución. Va a haber gente que se va a quedar aquí por diferentes motivos, pero nos han instado a que nos vayamos y nos vamos a ir", señala este martes Dani Gordo a este periódico.

Su club, que ayer fue expulsado de la Champions, ha confirmado esta mañana la partida de varios jugadores y del staff técnico: "La relación laboral con ellos no ha sido extinguida. Los cuatro pueden regresar si la situación se estabiliza". Así que Gordo y su ayudando, el portugués Nuno Farelo; más los jugadores Jaka Malus (Eslovenia), Pawel Paczkowski (Polonia) y Baptiste Bonnefond (Francia) vuelven a casa por esa recomendación de sus embajadas. 

"Ahora mismo no jugaríamos más partidos de Liga de Campeones, quedaban dos y ya estaban suspendidos. De cara al año que viene les han sancionado de momento, ya veremos si puede haber un futuro y una esperanza para esta gente, porque de verdad que se la merecen. Ellos no tienen nada que ver con esta situación. La población bielorrusa es encantadora, súper amable y es un país tranquilo, que no tiene culpa de nada de lo que está pasando", añade el vallisoletano. "Entendemos que lo más seguro para nosotros y nuestras familias es que de momento vayamos a casa y luego vamos a ver qué ocurre".