scorecardresearch

Tapones reciclados convertidos en arte

D.V.
-

Los estudiantes de la ESO de Maristas San José han usado unos 40. 000 tapones de plástico para crear una ¨alfombra¨ gigante en la terraza del colegio

Tapones reciclados convertidos en arte

Una segunda vida para los objetos puede generar obras de arte. El proyecto artístico desarrollado por los estudiantes de la ESO de Maristas San José ha usado unos 40.000 tapones de plástico para crear una ¨alfombra¨ gigante en la terraza del colegio.

 

Se trata de dar una segunda vida, llena de color, a los tapones, donados por las familias de Maristas, antes de ser reciclados definitivamente. 

Tapones reciclados convertidos en arte Tapones reciclados convertidos en arte

 

Un proyecto cumple con el objetivo ecosocial del centro. Trata de educar en valores, concienciar y hacer reflexionar con espíritu crítico a los/las estudiantes sobre el tema del reciclado, más allá de la parte didáctica, relativa al trabajo cooperativo, propio de la metodología del colegio, y a la creatividad, que es una seña de identidad dentro de la asignatura que desarrolla este proyecto: Educación Plástica, Visual y Audiovisual, impartida en la ESO por los profesores María Odile y Carlos Cuenllas.           

 

Tapones reciclados convertidos en arte Tapones reciclados convertidos en arte

En este gran mosaico de más de 30 metros de largo podemos encontrar una réplica de un cuadro del pintor  Mondrian, creador del neoplasticismo, junto a unas flores que nos recuerdan a obras del artista pop por excelencia, Andy Warhol.  También podemos contemplar un círculo cromático con los colores primarios y secundarios, mandalas, espirales , diseños geométricas como dameados, paisajes que representan una  puesta de sol y hasta la silueta de un corazón de un color rojo intenso.

 

Y es que el color es un elemento importante de esta obra.

Tapones reciclados convertidos en arte Tapones reciclados convertidos en arte

De hecho, la primera fase del trabajo consistió en clasificar los tapones por colores: blancos (los más numerosos),  azules claros y azules oscuros, rojos, verdes, naranjas y los más escaso: amarillos, negros , marrones , grises, transparentes, rosas, morados, dorados etc También se jugó e integró en la propia obra, a veces, el color anaranjado del suelo de la terraza.

 

La mayor parte de los tapones usados son los del tamaño standard que nos podemos encontrar en una botella de agua o un brick de leche, más o menos de 2 o 3 cm de diámetro, y en todo caso no más de 6 cm.  Sin embargo, una madre del colegio (Olga G) aportó unos espectaculares tapones de uso industrial, algunos de los cuales alcanzan 50 cm de diámetro.

 

Aunque este diseño gigante, hecho en el suelo de la terraza, es lo más visual del proyecto, el mismo se completará, según los cursos, con juegos, debates en torno al reciclaje, e incluso más obras artísticas realzadas con una vocación menos efímera.