scorecardresearch

Empleo quiere atraer y consolidar a cerca de 14.000 autónomos

SPC
-

El Plan Estratégico de Fomento del Empleo Autónomo de la Junta apoyará la implantación de 3.900 trabajadores por cuenta propia, ayudará a abonar sus cuotas a 5.600 y financiará inversiones a otros 4.300

Un hombre trabaja en el interior de un taller de vehículos. - Foto: Reyes Martínez

Apoyarla implantación de 3.900 nuevos trabajadores por cuenta propia, ayudará a 5.600 a abonar sus cuotas de la Seguridad Social; financiará a 4.300 sus proyectos de crecimiento e inversión; y difundirá el emprendimiento entre 15.000 jóvenes. Estos son, grosso modo, los principales objetivos que persigue el plan Estratégico de Fomento del Empleo Autónomo 2022-2025 elaborado por la Consejería de Industria, Comercio y Empleo, que pone su foco en la recuperación de trabajadores para este colectivo, después de que entre 2011 y 2021, en consonancia con la pérdida de población y de mano de obra, Castilla y León haya visto desaparecer el 7,3% de los autónomos afiliados al RETA, mientras España elevó en un 8,4 por ciento. El documento elaborado por el departamento que dirige Mariano Veganzones, recogido por Ical, precisa en sus objetivos «estratégicos» para el colectivo, que apoyará a 2.250 desempleados para que se establezcan por cuenta propia; así como a 900 titulados universitarios o de formación profesional de grado medio o superior para que inicien su propio negocio. Asimismo, incentivará a 750 trabajadores por cuenta propia para que se establezcan en Castilla y León desde otros territorios. El programa también expone que ayudarán a 250 autónomos para que puedan contratar a asalariados, incluyendo contratos formativos.

En cuanto a las labores de divulgación, contempla el desarrollo de cuatro campañas, y 20 eventos; junto con la elaboración de 48 estadísticas, ocho catálogos y tres estudios sobre la evolución del sector. El programa apuesta por la conformación de un órgano de participación con las asociaciones representativas del colectivo, así como de una comisión de seguimiento del plan. La financiación «quedará condicionada a las disponibilidades presupuestarias existentes en el ejercicio en curso y en los ejercicios siguientes». Eso sí, deja claro que «en cualquier caso, las actuaciones incluidas en este Plan estratégico no podrán suponer incremento de dotaciones ni de retribuciones ni de otros gastos de personal».

Objetivos para 2023

Un hombre trabaja en el interior de un taller de vehículos. Un hombre trabaja en el interior de un taller de vehículos. - Foto: Reyes Martínez

El documento precisa los objetivos para 2023, y, en materia de difusión la Consejería de Industria, Comercio y Empleo participará en ocho eventos; desarrollará una campaña de promoción; difundirá 12 estadísticas mensuales y cuatro trimestrales; y elaborará un catálogo con la previsión de ayudas para el colectivo; y otro de la ejecución de las mismas. Además, promoverá el emprendimiento entre 5.000 jóvenes; y elaborará un informe sobre las necesidades formativas del colectivo.

En cuanto a las ayudas para aumentar el número de autónomos, el reto el año que viene es incorporar a 300 titulados y 750 desempleados; apoyar a 1.500 en el pago de sus cuotas; y atraer a 150 desde otras autonomías. Se prevén ayudas a 15 para apoyar la contratación del primer asalariado por cuenta ajena; 90 para contratos de formación; 30 para sustituciones para conciliar; diez para contratar de forma estable a desempleados y otros tantos para emplear de forma indefinida a afectados por ERTE. 

Un 10% menos de autónomos que hace una década

El análisis del sector que incluye el plan pone de manifiesto que a finales de septiembre de este año había en la Comunidad, 189.193 afiliados al RETA, lo que supone el 20,23 por ciento de los afiliados totales, el mayor porcentaje entre las autonomías. Sin embargo, entre 2011 y 2021, en consonancia con la pérdida de población y de mano de obra, Castilla y León vio desaparecer el 7,3 por ciento de los autónomos afiliados al RETA, mientras España elevó en un 8,4%. Además, Castilla y León es la autonomía con menor porcentaje de trabajadores autónomos con edades comprendidas entre los 25 y los 39 años, un 18,3 por ciento a finales de septiembre de este años, y el territorio en el que más están por encima de los 55 años, el 38,9 por ciento. Con todo se destaca la resiliencia de los negocios, ya que el 79,2 por ciento tiene más de cinco años, frente al 56,3% de la media nacional.

En este contexto, desde el departamento de Mariano Veganzones se sentencia que «fomentar el emprendimiento entre la población joven es una prioridad absoluta en Castilla y León, ya de por sí caracterizada por un elevado índice de envejecimiento de su población». Asevera que la situación se agrava si se tiene en cuenta que, según el informe 2022 del Mercado de Trabajo de los Jóvenes elaborado por el Observatorio de las ocupaciones del SEPE, entre las provincias españolas con menores tasas de jóvenes autónomos se encuentran tres de Castilla y León (Zamora, Burgos y Palencia). En este contexto, la estrategia sentencia que ha que hay que «reforzar el espíritu emprendedor en Castilla y León, caracterizado por una preferencia del empleo autónomo frente a otras posibles fórmulas».