Manos y lanzamientos de penaltis, cambios del reglamento

M.B
-

El portero no verá amarilla si se adelanta al parar una pena máxima. Por encima de axila no es mano

Imagen de la mano de Planto del pasado fin de semana en el Villamarín. - Foto: D.V.

«El objetivo que pretenden estos cambios de reglas son mejorar las conductas de los jugadores, fomentar el respeto, aumentar el tiempo efectivo de juego y hacer del fútbol un deporte más justo y atractivo». Así presentaba hace unas semanas Clos Gómez, director del proyecto VAR, algunos de los principales cambios en las Reglas de Juego para la temporada 2020-2021. 
La polémica con los arbitrajes está volviendo a ser protagonista en este inicio liguero, con algunos problemas con el funcionamiento del VAR y con las manos, uno de los caballos de batalla y que afectó al Real Valladolid la semana pasada en el Villamarín, cuando Santiago Jaime Latre pitó penalti por el impacto del cuero en el brazo de Óscar Plano.
Precisamente manos, lanzamientos de penalti, protestas y faltas tácticas son algunos de los cambios de esta temporada en el reglamento que aplica el colectivo arbitral.
«Con el fin de determinar con claridad las infracciones por mano, el límite superior del brazo coincide con el punto inferior de la axila», se refleja. Es decir es mano cuando el balón impacte por debajo de la axila, manteniéndose lo de la posición de manera antinatural y la mano o brazo por encima del hombro. El problema es que no es mano si el balón «proviene directamente de la cabeza o el cuerpo (incluido el pie) del propio jugador; el jugador juega el balón intencionadamente y le golpea a su propio brazo /mano; o si proviene directamente de la cabeza o el cuerpo (incluido el pie) de otro jugador; balón que llega inesperadamente de rebote, siempre y cuando no esté en posición antinatural ocupando un espacio».
Uno de los cambios habla de las manos en ataque, que solo se pitarán (las accidentales) si se producen justo antes del gol. Es decir, si hay varios pases entre medias, no se sancionará: «El cambio de las reglas de juego para esta temporada hace hincapié en la necesidad de que exista una inmediatez en las manos accidentales que acaban en gol o en ocasión de gol para ser sancionadas».
En los lanzamientos de penalti, si el portero se adelanta y no toca balón no se repetirá, pero si lo detiene se repetirá pero sin amonestación en forma de tarjeta, solo verbalmente (se sacará amarilla si reitera).
«En caso de protestas grupales rodeando al árbitro se sancionará con tarjeta amarilla, como mínimo, a uno de los jugadores implicados», recoge el Comité Técnico de Árbitros como otra de las novedades de este año, para evitar los corrillos alrededor de los colegiados.
Las faltas serán sancionadas con imprudencia, acarrearán amarilla con temeridad y roja, con uso de fuerza excesiva.