Una banda roba la cabeza tractora de un camión en Olmedo

A.G.M.
-

Fue robado entre las 0.00 y las 3.00 horas del pasado domingo a un vecino de la localidad. Pese a que el modus operandi coincide con el de la anterior banda del BMW, la Guardia Civil descarta por ahora cualquier vínculo

Imagen de archivo de otro robo de un Scania. - Foto: El Día de Valladolid

El robo de la cabeza tractora de un camión en pleno casco urbano de Olmedo ha activado las alarmas en los equipos de investigación de la Guardia Civil, ante el temor a que la nueva banda del BMW estuviese repitiendo un patrón utilizado por la anterior versión de este grupo de delincuentes que, a finales de 2016 y principios de 2017 –hasta que fue desarticulado en un operativo de la Policía y la Guardia Civil en Laguna de Duero, en el que cayó el líder, el ‘Pipi’ –, dedicó una gran parte de sus asaltos al robo de camiones cargados de mercancía.
Esta sustracción se conoció el domingo 9, horas después de que se produjese el delito. El dueño del tráiler relató a la Guardia Civil que el robo tuvo que producirse entre las 0.00 y las 3.00 de la madrugada del sábado al domingo, ya que él mismo lo había visto estacionado en la medianoche y a las tres fue cuando descubrió que no estaba. Era solo la cabeza tractora (de la marca Scania), sin remolque ni carga, por tanto. La víctima es un vecino de Olmedo.
Las fuentes consultadas por este periódico descartan en principio cualquier vínculo con la nueva banda del BMW, centrada por el momento en los asaltos de bares y restaurante a golpe de maza, o de negocios de todo tipo por la vía del alunizaje. Una nueva versión de la banda que está actuando casi de manera exclusiva con vehículos Seat León.
SOLO A POR DINERO

La versión 3.0 de la banda del BMW, la primera sin ‘Pipi’ al mando, está buscando, por tanto, robos ‘sencillos’ en los que se limitan a entrar en el local de turno y forzar la tragaperras o la caja registradora para llevarse todo el dinero en efectivo, desechando cualquier tipo de mercancía que tener que revender.
Nada que ver con lo que ocurría en las dos versiones anteriores de la banda del BMW, tanto aquella que se desarticuló en 2017 (tras más de cien asaltos, con un botín superior a los veinte millones de euros y con una nómina de sesenta detenidos) como en la que reactivó ‘Pipi’ a su salida de prisión a finales de ese mismo año.
Aquella banda daba golpes más sofisticados, en busca de botines más elevados. No dudaba en robar tráiler cargados de cualquier tipo de mercancía, como aquel lleno de Thermomix (valorado en un millón de euros) que se convirtió en uno de sus ‘mejores’ palos.