scorecardresearch

15 meses de prisión por acoso sexual a una compañera

D.V.
-

La víctima presenta una secuela psiquiátrica por la que sigue en tratamiento a fecha de hoy y con una "evolución lenta"

Audiencia Provincial de Valladolid.

La Audiencia Provincial de Valladolid rechazó un recurso de apelación y ratificó la condena a un trabajador de una bodega a 15 meses de prisión por un delito de abuso sexual y otro de acoso sexual sobre una compañera. Asimismo, se mantiene la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y la libertad vigilada durante otros 15 meses, con la prohibición de aproximación a menos de 500 metros de la víctima, así como una indemnización de 3.000 euros por daños moral, y el pago de costas procesales.

La sentencia considera probado que en 2020 el acusado en el turno de noche en ocasiones "de manera desconsiderada" decía a la mujer "haz esto tú sola", "soluciónalo tú", "como no hagas esto bien te voy a clavar esto en el ojo" en relación con tareas de trabajo. Asimismo, de manera habitual le decía "soy el novio" de tu hija, "voy a pedir la mano de tu hija" o "he quedado esta noche con tu hija".

Además, indica que una noche en el verano de 2020 encontrándose el acusado y la mujer en las oficinas, le propuso ver una película y como tenía escenas sexuales, la víctima "inmediatamente se puso a ver su móvil".

Asimismo, señala que el 14 de febrero, el acusado, con ánimo de "humillar, ofender y coartar" la libertad sexual de la mujer, le dijo "hoy es el día de los enamorados, ¿qué te voy a hacer esta noche? Esta noche te voy a violar" y en un momento dado, ante unos palés que impedían la entrada a la bodega le dijo "¿qué? ¿Vamos a tu coche o al mío? Como no podemos entrar, ¿qué vamos a hacer aquí sino?".

La sentencia da por probado también que otra noche de esa semana el acusado entró en el vestuario femenino en el que estaba la mujer y agarrándola de la cadera le subió el jersey, intentando Verónica evitarlo haciendo fuerza aunque dejó al descubierto una camiseta interior.

También expone que una noche de esa semana, en una zona de la bodega apartada donde había un palé de cajas de vino, el acusado, con ánimo de atentar contra la libertad sexual de la mujer, la empujó contra el palé, cayendo de espaldas y con las piernas abiertas, momento en que el acusado se colocó frente a ella, sus piernas entre sus muslos, y le dijo "te voy a violar aquí, ¿dónde quieres aquí? ¿En este palé?, ¿te gusta más en este palé?". La víctima intentaba levantarse pero el acusado impedía que lo hiciera, hasta que finalmente permitió que se incorporara.

El auto explica también que sobre las 22 horas del día 18 de febrero de 2021, el acusado en el mismo palé mencionado, y una vez que se había ido otro empleado, empujó a la mujer con la misma intención que en la ocasión anterior, aunque no se colocó entre sus piernas, diciendo "no sea que venga Juan y se piense lo que no es".

Un poco más tarde esa noche el acusado contó a la mujer que había un hombre en que estaba mal de la cabeza y se bajaba la bragueta ante las chicas y se sacaba el pene y entonces el acusado llevó las manos a la cremallera del pantalón del uniforme de trabajo, no llegando la víctima a mirar por nervios, continuando con su trabajo.

Por todos estos hechos la víctima acudió al centro de salud el 27 de febrero de 2021; y se ha constatado que presenta una secuela psiquiátrica por la que sigue en tratamiento a fecha de hoy y con una "evolución lenta".