Gómez habla del objetivo de Europa... a medio plazo

M.B
-

«El objetivo de Europa es a medio plazo. Los largos no existen en el fútbol», asegura el director deportivo del Real Valladolid

Gómez habla del objetivo de Europa... a medio plazo - Foto: Jonathan Tajes

Usted también renovó, igual que el entrenador, hasta 2022. ¿Qué le empujó a seguir?
Para mí era muy importante renovar el último en el sentido de que no quiero que nadie se sienta obligado a hacerlo. La gente tiene que valorar las cosas y más después del último año. Considero importante que la gente crea en lo que hace. Por eso, los primeros seis meses eran importantes para que se viera y se interpretase si este modelo para ellos es útil. No consideraba que solo por cumplir contrato, el club estaba obligado a... por eso lo dejé para lo último y para que ellos analizaran y evaluaran. 
Con este club estoy súper agradecido, aunque hubiese acabado contrato. Y quizá ellos lo saben, que mi vinculación con el club y la ciudad es muy alta. Y eso ha ido a su favor. El hecho se que siga Sergio es muy importante para mí porque la relación es muy buena, la comunicación es directa y absoluta, con debates siempre desde un buen ambiente. Encontrar un entrenador que debate y se adapta al club es algo también importante. Por eso quería que primero el club cerrase esa renovación y luego se viese la mía, sin obligación de nada, que ellos estuviesen convencidos.
El hecho de que el aficionado considere al entrenador y al director deportivo un binomio vital en este Real Valladolid también habrá influido.
Nosotros... yo, al menos, estoy muy agradecido a la afición. A toda. Creo que una de las claves es que las críticas, por muy duras que sean, hay que aceptarlas, escucharlas y analizarlas. No soy una persona paranoica y si hacen una crítica, aunque sea negativa y exigente, no creo que quieran el mal del Pucela. Hay que escucharles y muchas llevan razón. 
Hay que intentar, de verdad, hacer algo extraordinario. Y a día de hoy, no creo que haya hecho nada extraordinario. Lo que he hecho es mi trabajo, y bien porque he cubierto el objetivo que me propuso la empresa. A partir de ahí, hacer algo extraordinario es dar un pasito más...
Ronaldo ya ha hablado de Champions League...
Yo soy partidario de que cuando hay un objetivo tan grande hay que establecer primero objetivos intermedios. El siguiente paso es colocarnos entre los diez primeros. Intentar que este equipo empiece a estar más para arriba y empiece a intentar luchar por meterse entre los siete primeros, pero paulatinamente. Un ejemplo, entre comillas, es el Getafe, que dio su paso, se salvó, el siguiente año casi casi, luego Europa... para llegar a ese sueño primero hay que conseguir otros, no ir tan apurado en la tabla clasificatoria.
Entonces, ese objetivo es real, ¿pero a largo plazo? 
A medio plazo. Los largos plazos no existen en el fútbol.
Pero como el Real Valladolid puede haber otros 15 clubes.
Claro. Lo que tenemos que ir haciendo es pensar qué nos hace falta para estar más arriba, corregir. Sobre todo corregir los errores. En mayo cuando comunico, después de alguna cosa que hubo sobre mi salida, que voy a seguir en el club aviso que hemos cometido errores/fallos que nos han podido llevar a Segunda. Y hay que corregirlos. En verano se han vuelto a repetir y...
¿Cómo cuáles?
Son cosas internas. Es muy importante el centrarse en el método de fichaje, hay que depurarlo. Tenemos una forma que desgasta mucho, que es el consenso. Si se firmase lo que el director deportivo quisiese sería lo más fácil pero quizá no es lo adecuado para el rendimiento, tenemos que escuchar al entrenador, ver si lo quiere. Y luego está un propietario que está enamorado del fútbol, entiende y opina de fútbol, y quiere estar bastante involucrado en el proceso de fichajes.
Las tres partes tienen que estar convencidas y eso desgasta. Y en algunos momentos ralentiza el proceso de fichajes. 
Se supone que la próxima temporada habrá más dinero, por aquello del límite salarial. ¿Veremos al Real Valladolid afrontando operaciones que ahora ni se plantea?
Lo importante es que el año que viene se pelee el valor del jugador en las negociaciones. Que no te pidan más dinero. Hay que tener claro el valor de lo que se va hacer. Y hacer de verdad operaciones que ahora no se pueden hacer con jugadores que pueden dar un salto.
¿Veremos al Real Valladolid pagando cláusulas?
No sé si pagando cláusulas, pero quizá sí asumiendo costes más altos. Por ejemplo con jugadores libres. Se trata de ir analizando.
¿Saben cuál puede ser ese límite?
No. Porque La Liga te va actualizando. Este año empezamos con 32 (luego 34). Esperamos que se eleve, al menos, 15 millones más.
¿El Real Valladolid seguirá siendo más vendedor que comprador, al menos los próximos años?
Ronaldo tiene la idea de vender para crecer. Se está viendo en todo. Quiere mejorar infraestructuras e inversión en la plantilla, pero a base de... vender caro y comprar barato. Intentar comprar en un valor bajo y vender en uno alto. Para que esas plusvalías se puedan invertir en el club. A día de hoy no está pensando en recuperar nada. Solo pensando en una Ciudad Deportiva espectacular.