scorecardresearch

Las notas de corte suben en más de la mitad de las carreras

Óscar Fraile
-

De los 51 grados que ofrece la UVa en el campus de Valladolid, 32 han aumentado su exigencia de acceso y solo en dos es más baja que antes de la pandemia

Un profesor de la UVa da clase a alumnos de Ingeniería de Tecnologías de Telecomunicación. - Foto: J. Tajes

Estudiar el grado deseado en la Universidad de Valladolid (UVa) es actualmente más difícil que antes de la pandemia. Esa es la principal conclusión a la que se puede llegar tras comparar las notas de corte del curso 2019/20, último antes de la pandemia, con las del que empezará en una semanas. De los 51 carreras ofertadas en el campus de Valladolid, 32 tienen ahora una nota de corte más alta que hace tres años. En algunos casos, con incrementos muy significativos. 

Hay otras 13 carreras que mantienen la nota de corte en un cinco, generalmente porque tienen una baja demanda, y solo hay dos en las que la exigencia ha descendido. Una es el doble grado en Ingeniería de Tecnologías de Telecomunicación y Administración y Dirección de empresas, que ha pasado de pedir un 11,521 a un 10,170. Un dato condicionado por el menor número de solicitudes que ha tenido como primera opción. De las 23 de hace tres años se ha pasado a 15. Además, este año solo se ofrecen diez plazas, cinco menos que entonces. La otra, Ingeniería de Tecnologías Industriales, que ha pasado de 6,487 a cinco, con menos demanda también de alumnos.

Hay áreas de conocimiento en las que el aumento es generalizado. Por ejemplo, en las carreras relacionadas con las Ciencias de la Salud. Medicina es, año tras año, el grado más demandado en la UVa y la crisis sanitaria ha hecho que esta realidad se afiance aún más. Hace tres años marcaron esta carrera como primera opción 1.500 alumnos, aunque en Valladolid solo se ofrecen 180 plazas. Resultado: una nota de corte de 12,636 sobre 14. Pues bien, para el curso que viene 1.954 estudiantes han marcado esta opción, 454 más que hace tres años. Esto hace que la exigencia haya subido hasta 13,293. A más aspirantes, nota de corte más alta, porque este indicador viene definido por la nota de acceso a la universidad más baja de entre los que logran una plaza en ese grado.

Algo muy similar sucede con Enfermería. Hace tres años 370 la marcaron como primera opción para conseguir una de las 130 plazas, y este año el número de aspirante se ha elevado hasta los 442. Eso ha contribuido a que la note de corte pase de 10,800 a 12,220. Otras carreras que de este áreas que han elevado sus exigencias son Logopedia (de 7,468 a 9,572), Nutrición humana y dietética (de 9,250 a 11,054) e Ingeniería Biomédica (de 12,263 a 12,567). Con el grado en Biomedicina y Terapias Avanzadas no hay comparación posible, porque es de reciente implantación, pero su nota de corte es una de las más altas de la UVa: 13,223.

Hay incrementos que son más que significativos. El grado que ha dado el salto más grande en estos tres años es Fundamentos de Arquitectura, que en el curso 2019/20 tenía un cinco de nota de corte, la misma que el curso pasado, y que para el 2022/23 exige un 9,721, algo que se explica de nuevo con el incremento de la demanda. De 142 solicitudes como primera opción hace tres años se ha pasado a 318 para el próximo curso.

Bien es cierto que no siempre el aumento de la demanda está detrás del incremento de la nota de corte. Un buen ejemplo es el segundo grado donde más ha crecido los requisitos de acceso este año: Química. Como Arquitectura, también tenía un cinco de nota de corte hace tres años, pero para el próximo curso se ha disparado a 9,190 a pesar de que las solicitudes de acceso han caído mínimamente, de 75 a 73.

Los dos factores que explican esta evolución de las notas de corte es el mencionado aumento de la demanda, que ha sido general, y unas mejores calificaciones en la EBAU. En el primer caso, en 2019 fueron 8.396 estudiantes los que solicitaron como primera opción un grado de la UVa. Son 1.914 menos de los que lo han hecho este año. En este periodo los admitidos en el primer listado de preinscripción han pasado de 5.916 a 6.895.

Pero, además de ser más, los aspirantes de este año llegan con mejores calificaciones. En 2019 el porcentaje de alumnos que superó la EBAU en la prueba ordinaria fue de un 96,65 por ciento, frente al 98,93 por ciento de este año. Además, la nota media también es mejor: un 7,71 frente al 7,38 de hace tres años.

Además del sanitario, hay otras áreas del conocimiento donde también ha habido subidas generalizadas de la nota de corte. Es el caso de todas las carreras que se imparten en la Facultad de Ciencias (Química, Física, Matemáticas, Estadística, Óptica y optometría y los dobles grados de Matemáticas e Ingeniería Informática y Matemáticas y Física). Lo mismo ha sucedido en las carreras de la Facultad de Económicas y Empresariales y en la de Educación y Trabajo Social.