scorecardresearch

El 8,3% de personas en umbral de pobreza cobra renta mínima

SPC
-

El porcentaje en la Comunidad se encuentra por debajo de la media del país, que es del 9,03%, según los datos que maneja la Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales

El 8,3% de personas en umbral de pobreza cobra renta mínima - Foto: Rosa Blanco

Tan solo el 8,3 por ciento del total de personas que se encuentran bajo el umbral de la pobreza en Castilla y León recibieron rentas mínimas de inserción que ofrece la Comunidad en el año 2020, un porcentaje por debajo del 9,03 por ciento de la media del conjunto del país. En concreto, en Castilla y León el número de perceptores se situó en 26.529 de los 319.341 habitantes existentes en riesgo de pobreza, lo que además de suponer un 8,31 por ciento del total, supone un descenso en el número de perceptores con respecto al año 2019 del 11,6 por ciento.

Así lo establecen los datos que maneja la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales, a los que ha tenido acceso Ical, en relación al Informe de Rentas Mínimas de Inserción del Ministerio de Derechos Sociales, que sitúa en 795.861 el número de personas que vive bajo el umbral de la pobreza en España y que se beneficia de las diferentes rentas mínimas de inserción puestas en marcha por las diferentes comunidades autónomas del país.

El porcentaje encubre "diferencias extremas", según señalan desde la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales, ya que mientras en País Vasco y Navarra los porcentajes se elevan hasta el 61,7 y el 59,6 por ciento de la población por debajo del umbral de la pobreza que recibe una renta mínima de inserción, en Castilla-La Mancha o Canarias los porcentajes se encuentran en el 3,3 y el 1,7 por ciento. Castilla y León, por su parte, se sitúa en el noveno lugar, por detrás, además de la vasca y la navarra, de las comunidades de Asturias (19,2 por ciento), Cantabria (16,8 por ciento), Cataluña (12,3 por ciento), Aragón (10,9 por ciento), Baleares (10,2 por ciento) y Madrid (8,4 por ciento).

Además, desde la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales denuncian que siete comunidades, entre las que se encuentra Castilla y León, iniciaron en el año de la pandemia "el desmantelamiento de las rentas mínimas", al reducirse el número de personas beneficiarias y recortarse el presupuesto "con la coartada del Ingreso Mínimo Vital". Destaca el descenso en el número de personas beneficiarias de la Comunidad de Madrid, donde en el año 2020 se redujo en 12.471 personas las beneficiarias de renta mínima, seguida por Aragón (-11.339), Baleares (-7.172), Galicia (-5.201) y Castilla y León (-3.478).

La cuantía media por perceptor de las rentas mínimas de inserción en el conjunto de España supone el 15,3 por ciento de la renta media por hogar en el país. Una cuantía "extremadamente baja", según la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales, y que ha bajado 2 puntos desde 2019, pasando del 17,1 por ciento al 15 por ciento. En Castilla y León en 2020, el porcentaje que supone el gasto medio por titular en relación con la renta media por hogar de la Comunidad se situó en el 13,6 por ciento, de nuevo por debajo de la media del país, al dedicarse 4.572 euros por perceptor de media frente a una renta media por hogar de 33.636 euros.