scorecardresearch

Las políticas para el abastecimiento de agua tendrán 115M€

SPC
-

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, insiste en revisar el Convenio de la Albufeira sobre los trasvases a Portugal, y señala que «debe haber una gestión eficaz del agua»

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, durante su intervención ayer en Zamora. - Foto: Ical

Castilla y León contará durante los próximos cuatro años con cerca de 115 millones de euros para garantizar la disponibilidad y la calidad de agua potable en toda la Comunidad, de los cuales 65 serán mancomunados. «El objetivo es dar un nuevo enfoque al tratamiento y gestión del agua, que favorezca, además, fijar población en el territorio», señalaba ayer el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, durante una visita las obras destinadas a garantizar el suministro de agua potable de los municipios del alfoz de Zamora, donde el Gobierno regional ha aprobado una partida de casi dos millones de euros para dar solución al abastecimiento de los municipios de Roales del Pan, La Hiniesta, Valcabado, Villaralbo, Moraleja del Vino, Morales del Vino, Arcenillas y El Perdigón, con sus anejos.

En este marco, el dirigente regional insistió que la gestión del agua «es muy importante», y recordó que es «las infraestructuras garantizan para el futuro el agua necesaria para las personas que viven aquí y el desarrollo de los municipios en todos los ámbitos». «Es uno de los ejes de la política medioambiental del Gobierno de Castilla y León», resumió Fernández Mañueco, que aprovechó el acto para retomar la demanda al Ejecutivo central para que convoque la Mesa de la Sequía y apruebe el Plan Hidrológico del Duero. En esta línea de reclamaciones, también apuntó a la necesidad de revisar el Convenio de la Albufeira «en la línea de lo que aprobaron las Cortes de Castilla y León para evitar desembalses indiscriminados y que se favorezca el control».

«El agua es fuente de riqueza, de vida, para beber y para regar», continuó el presidente que, hizo un llamamiento a todas las administraciones públicas para «hacer una gestión eficaz» de los recursos. «Nos jugamos mucho porque el agua nos da el futuro». En este contexto, destacó «la colaboración y el compromiso» de la Diputación Provincial de Zamora; la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio y de los propios ayuntamientos en la infraestructura visitada ayer. «Nos encargamos también del mantenimiento de las infraestructuras durante 25 años». 

Y es que, como puso en valor Fernández Mañueco, se aprovecha la potabilizadora de la ciudad de Zamora «y, por tanto, tenemos agua del Duero asegurada, un suministro suficiente en calidad y cantidad», gracias a 20 kilómetros de canalizaciones y dos nuevos depósitos, según informa Ical.

Depuración de aguas

El acto también sirvió para que el dirigente autonómico recordara una de las grandes apuestas de la Consejería de Medio Ambiente, para esta Legislatura, y cuyo responsable, Juan Carlos Suárez-Quiñones, participó en el acto. «También queremos que el agua que utilizamos vuelva a nuestros ríos en las mejores condiciones, con una depuración adecuada».

Un programa que tiene como objetivo avanzar en el programa de depuración de aguas y finalizar en los próximos años 250 nuevas depuradoras, de las que 40 serán en la provincia de Zamora. Una medida que contará con un presupuesto cercano a los 180 millones de euros durante los próximos años y se desarrollará durante la presente Legislatura. Punto en el que envió otro 'recado' al Gobierno central, al señalar que «este esfuerzo inversor tiene que verse reforzado con otras medidas complementarias».

«Hay que dar un enfoque en el que el territorio y la población vayan de la mano y, por tanto la apuesta por este tipo de infraestructuras es muy importante, ya que nos ayuda a generar las condiciones para que la población se fije en el medio rural y el entorno de las ciudades», resumió.

El dirigente autonómico aludió al recién aprobado proyecto de Presupuestos de Castilla y León para 2023 y aseguró que  «en esa línea trabajamos de forma insistente para mejorar las condiciones de vida» de los habitantes. «Hemos hecho un esfuerzo muy importante», reiteró antes de congratularse con que «se vuelcan en mejorar las condiciones de vida de todas las personas».

Museo de la Semana Santa

Por último, el presidente aprovechó su visita a Zamora para confirmar que el próximo lunes comenzarán las obras de derribo del Museo de Semana Santa de Zamora, un trabajo necesario para dar paso a la construcción de las futuras instalaciones que acogerán las principales tallas de la Pasión en la ciudad. La ejecución del nuevo proyecto supondrá una inversión de 7,7 millones de euros que contará con aportaciones del Ayuntamiento, la Diputación y la Junta, que pagará casi el 60 por ciento del total.