scorecardresearch

La chispa de un coche, origen de un incendio forestal en Soria

SPC
-

La Guardia Civil de Soria investiga a una persona de 82 años como presunto autor de un delito de incendio forestal por imprudencia que arrasó 4,3 hectáreas de pasto, matorral y roble

Investigan a un madrileño de 82 años como presunto responsable de un incendio forestal en Valdeavellano de Tera (Soria). - Foto: Ical

Miembros de la Comandancia de la Guardia Civil de Soria investigan penalmente a un vecino de una localidad de la comunidad autónoma de Madrid de 82 años como presunto autor de un delito de incendio forestal por imprudencia. El fuego tuvo lugar el pasado 1 de julio en el municipio soriano de Valdeavellano de Tera.

Según informó hoy el Instituto Armado, la investigación se lleva a cabo conjuntamente por miembros del Seprona de la Guardia Civil y agentes medioambientales dependientes del Servicio Territorial de Medioambiente de la Junta de Castilla y León en Soria. Los hechos ocurrieron sobre las 16.30 horas en el paraje denominado 'Pontezuela', donde se quemaron unas 4,3 hectáreas de pasto, matorral y roble.

En los trabajos de extinción participaron diferentes medios aéreos y terrestres, dependientes de la Junta de Castilla y León y de la Diputación Provincial de Soria.  Por parte de la Junta, se movilizaron tres agentes medioambientales, un celador, dos cuadrillas de tierra, cuatro motobombas y un helicóptero. Y por parte de Diputación se movilizó una motobomba y cuatro bomberos. El fuego no se pudo dar por controlado hasta las 18.00 horas.

Durante la inspección ocular realizada por la Guardia Civil, con apoyo de agentes medioambientales, los agentes pudieron determinar que el fuego tuvo su origen en una zona dentro de una parcela con numeroso pasto donde se encontraba estacionado un turismo, que debido al fuego quedo totalmente calcinado. Hay numerosos indicios que indican que señalan al contacto de la vegetación seca con alguna pieza de los bajos del coche como causa de las llamas. Cabe recordar que en los bajos de los vehículos se pueden llegar a alcanzar temperaturas de hasta de 300 grados.  

De esta manera, los agentes determinaron que la persona investigada pudo incumplir varias de las condiciones exigidas en la normativa por la que se regula el uso del fuego y se establecen medidas preventivas para la lucha contra los incendios forestales en Castilla y León, así como de la Ley de Montes, al circular y estacionar con un vehículo a motor por pistas forestales y  zonas no autorizadas para ello.