scorecardresearch

Atención integral en los núcleos rurales

D.V.
-

ASPAYM Castilla y León y PREDIF implementan una serie de programas en el medio rural para atender a aquellas personas que lo demanden con el fin de mejorar su calidad de vida, fomentar el empleo y asentar población

Atención integral en los núcleos rurales

En 2021 ASPAYM Castilla y León, entidad que trabaja para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad y de la sociedad en general, fue galardonada con el Premio CERMI en la categoría Agenda 2030/Objetivos de Desarrollo Sostenible con el proyecto FISIOMER. Una iniciativa que nace en el año 2015 con el propósito de desarrollar en los medios rurales servicios y programas para poder atender a aquellas personas que lo demanden con el fin de mejorar su calidad de vida. Además, busca fomentar el empleo en estos municipios y por ende, asentar población en estos municipios.

«FISIOMER, que significa fisioterapia en el medio rural, es un proyecto dirigido a la población en general y muy especialmente a las personas dependientes con y sin discapacidad, a las personas mayores que residen en los núcleos de las zonas rurales y cuyas oportunidades de intervención y tratamiento especializado se ven disminuidas por esta circunstancia», señala Anabel Pérez, directora general de ASPAYM Castilla y León. Los FISIOMER están ubicados en distintos puntos a lo largo de toda la Comunidad; concretamente la provincia de Valladolid cuenta con un centro asentado en la localidad de Matapozuelos, en donde a lo largo de 2021 atendieron a 523 usuarios. En definitiva, estos puntos de atención gozan de una gran acogida; y es que, «para nosotros es un orgullo y la gente está contenta. Disponemos de tarifas que los usuarios pueden asumir, porque contamos con la ayuda y la financiación de las distintas administraciones y de los servicios sociales para dar un buen tratamiento con el mejor equipamiento posible», destaca Pérez. Todo ello para acercar al medio rural tratamientos especializados y personalizados que incorporan las últimas tecnologías disponibles en el mercado en mecanoterapia y electroterapia.

Así, FISIOMER pretende implementar un servicio de atención integral cuyo principal objetivo es acercar la rehabilitación al medio rural, además de incorporar otra serie de servicios demandados, como rehabilitación, accesibilidad, ayudas socio-sanitarias, juventud, mujer, programa de mayores, productos de apoyo, programa de voluntariado, empleo y asistencia personal, siendo esta última una de las funciones más importantes y demandadas. En esta línea, Anabel Pérez especifica que «con el fin de que las personas del entorno rural desarrollen un proyecto de vida independiente, ASPAYM Castilla y León pone al alcance de los usuarios que lo necesiten toda la información relacionada con esta figura, solicitud, procedimiento y formación. Todo ello a través de PREDIF».

Asistencia personal y PREDIF

La asistencia personal es una prestación que se incluye dentro del sistema de dependencia. Un asistente personal es un profesional que ayuda a la persona dependiente a hacer todo aquello que ella misma no puede hacer. Y le puede apoyar tanto dentro de su domicilio como fuera de él; es la propia persona la que decide en qué cuestiones, cómo y cuándo necesita esta ayuda. 

Atención integral en los núcleos ruralesAtención integral en los núcleos rurales«Desde PREDIF, institución sin ánimo de lucro que representa y realiza programas a favor de más de cien mil personas con discapacidad física, hemos sido la primera entidad en Castilla y León de poner en marcha este servicio de gestión de la asistencia personal en Valladolid», sostiene Fran Sardón, presidente de PREDIF Castilla y León. De esta forma, un equipo de trabajadores sociales y educadores sociales se encargan de asesorar a las personas dependientes sobre qué es la asistencia personal, cómo lo tienen que solicitar a través del sistema de dependencia. Desde PREDIF se ponen en contacto con los CEAS para la gestión administrativa y forman a los asistentes personales dentro de su bolsa de empleo. Cuando una persona se pone en contacto con la entidad para solicitar una asistencia y, en función de sus necesidades, se le ofrece un abanico de tres o cinco personas para que elija a su asistente personal. «Esto lo estamos llevando a cabo en las diferentes provincias de la Comunidad, y en el medio rural lo estamos desarrollando a través de los FISIOMER de ASPAYM; es un servicio más que ofrece el centro», prosigue Fran Sardón.

Según señala, «desde el FISIOMER de Matapozuelos estamos gestando este servicio. Organizamos jornadas para dar a conocer este servicio, formamos a asistentes personales del pueblo y gestionamos la actuación: contratación, gestión de posibles incidencias, etc. para que la persona, si su asistente personal se coge una baja o vacaciones, no se quede sin ese apoyo». 

En suma, una apuesta para que las personas dependientes puedan vivir en su domicilio o pueblo el mayor tiempo posible; además de fijar población y crear oportunidades de empleo en el medio rural.