scorecardresearch

CEOE Valladolid denuncia la alta presión fiscal

D.V.
-

La patronal vallisoletana, que ha celebrado un encuentro este martes en el Castillo de Fuensaldaña, advierte de que el incremento de impuestos solo ralentizará la recuperación

Fotografía del encuentro mantenido hoy entre la Junta Directiva de la CEOE y la Diputación de Valladolid en el castillo de Fuensaldaña. - Foto: Diputación

CEOE Valladolid mostró hoy su preocupación por la presión fiscal que soportan las empresas de la provincia y que les resta competitividad en un mercado global. Además, recordó que España es uno de los países desarrollados con mayor presión fiscal normativa, situándose la misma un 12 por ciento por encima del promedio de la Unión Europea, a la vez que advirtió de que un incremento de los impuestos y de las cargas a las empresas, sólo prolongarán la crisis y ralentizará la recuperación.

En un encuentro celebrado esta mañana por la patronal vallisoletana en el Castillo de Fuensaldaña y que fue que fue clausurado por el vicepresidente primero de la Diputación Provincial, Víctor Alonso, la CEOE también reivindicó que la recaudación tributaria se base en el incremento de las bases imponibles.

Otro asunto que preocupa al empresariado de Valladolid, según se informó desde la Diputación, es el alza de la inflación, que se sitúa en el 5,5 por ciento interanual. En este sentido, se explica que las empresas están asumiendo importantes costes de producción, que apenas se están trasladando a los precios finales.

En el ámbito provincial, consideran que uno de los principales problemas es el de la despoblación, por lo que desde CEOE Valladolid se plantea "que todos rememos en la misma dirección y aprovechemos la situación estratégica de Valladolid para convertirnos en una provincia con capacidad de atraer industria e inversiones, así como para explotar el gran potencial turístico".

Para dar cumplimiento a estos objetivos, la patronal considera necesaria una ordenación y creación de zonas industriales que estén especializadas en aquellos puntos en los que se concentren determinadas actividades que ya son un referente en la zona, fomentando el acceso de nuevas empresas vinculadas a estas actividades a través de una discriminación fiscal positiva.