Desarticulada una banda de narcos con 200 kilos de droga

A. G. Mozo
-

El cabecilla operaba desde Vizcaya y contaba con una ramificación en Valladolid liderada por la 'Reina del Speed' y que tenía laboratorios para el cultivo de marihuana y la preparación de las sustancias estupefacientes. Hay 32 detenidos

GALERÍA

Operación antidroga conjunta de Ertzaintza, Guardia Civil y Policía Nacional

Una investigación conjunta de la Policía, la Guardia Civil y la Ertzaintza ha permitido desarticular una organización internacional dedicada a la importación y exportación de drogas, que contaba con una ramificación en Valladolid liderada por una mujer de 44 años, conocida en el ambiente como la 'Reina del Speed'. La Operación Drache se salda con 32 detenidos, doce de ellos en Valladolid, y con la aprehensión de 200 kilos de marihuana, 'speed' y heroína.

Las pesquisas arrancaron hace más de un año por agentes de los equipos antidroga de Valladolid tanto de la Guardia Civil y la Policía, cuyas investigaciones (independientes) confluyeron en torno a un bar del Barrio Belén en el que se vendía droga y desde el que se fue tirando del hilo hasta descubrir que estaba funcionando "una pequeña red de traficantes estructurada", tal como detalló el jefe de Operaciones de la Comandancia de Valladolid, el teniente coronel Javier Peña, durante la rueda de prensa de presentación de la Operación Drache, de la que el subdelegado del Gobierno "destacó" y "agradeció" la "colaboración entre los distintos cuerpos policiales". Junto a Emilio Álvarez comparecieron el jefe de Comandancia de la Guardia Civil de Valladolid, el coronel Juan Miguel Recio; el jefe de la Comisaría Provincial del CNP de Valladolid, el comisario Luís Gibert; y el jefe de Investigación de la Comisaría de la Ertzaintza en Bilbao, el comisario Joseba Iñaki Eguía, así como el propio teniente coronel Peña y la jefa de la Brigada Provincial de Policía Judicial del CNP en Valladolid, la comisaria Pilar del Río.

UN LABORATORIO DE 'SPEED' EN LA VICTORIA
La primera pieza importante del entramado que se descubrió fue la de la teórica cabecilla de la trama vallisoletana, una ciudadana de origen búlgaro de 44 años y con antecedentes, identificada como Tsonka V.Z. y conocida entre los consumidores como la 'Reina del Speed'. Esta mujer ya había sido arrestada en 2018 durante la Operación Queen, en la que se intervinieron diez kilos de 'speed' en un piso de la calle Bailarín Vicente Escudero y que había sido condenada a cuatro años y un día de cárcel, pese a lo cual estaba en libertad. No así su marido, que fue condenado a seis años de cárcel, al asumir el liderazgo de la trama, a pesar de que los investigadores creen que antes y ahora era ella la cabecilla. Hasta el punto de que contaba con dos 'guardadores' que se encargaban de almacenar el 'speed' y la heroína. Uno en un piso de La Victoria, donde tenía montado un laboratorio para el corte del 'speed' y su preparación en dosis, y donde se encontraron tres kilos y medio de esta droga de diseño; y otro en la localidad de Esguevillas de Esgueva, donde se guardaban 105 gramos de heroína.
"Las conexiones que se fueron descubriendo tras las investigacios sobre este grupo no llevan hasta un ciudadano afincado en la localidad vizcaína de Erandio y que era la persona que actuaba de intermediario con el cabecilla de la organización", explicó el jefe de Operaciones de la Guardia Civil de Valladolid. El líder de esta 'narcobanda' era un hombre, de 38 años e iniciales I.A.M., afincado también en una localidad del entorno de Bilbao, era conocido de la Ertzaintza, momento en el que el trabajo de los tres cuerpos policiales confluyó para la dirección del Juzgado de Instrucción número 1 de Valladolid. "Hace quince años le habíamos detenido con tres kilos de cocaína", recordó el comisario Joseba Iñaki, quien apuntó que "también había caído en 2011 en una operación de la DEA norteamericana en Rumanía en la que se intervinieron 170 kilos de cocaína", si bien I.A.M. "llevaba en libertad cuatro o cinco años". "No tocaba la droga ni el dinero. Tenía a un exboxeador profesional a su cargo para las labores de cobro y adoptaba grandes medidas de seguridad", añadió el teniente coronel Peña. Es más, en su domicilio solo se encontraron 22.000 euros en efectivo, "oculto en la depuradora de la piscina".

Operación antidroga conjunta de Ertzaintza, Guardia Civil y Policía NacionalOperación antidroga conjunta de Ertzaintza, Guardia Civil y Policía Nacional - Foto: Jonathan Tajes

EXPORTACIÓN E IMPORTACIÓN A TRAVÉS DE CAMIONES 'LEGALES'

La identificación de I.A.M. fue clave para desentrañar el funcionamiento de esta organización, que contaba con una empresa de transportes con sede en Sevilla para exportar marihuana e importar heroína y 'speed'. "Tenían un camión habilitado con compartimentos para introducir la droga, de tal modo que, llevando una carga legal era bastante difícil de detectar", desveló Peña, quien añadió que, además, "no simultaneaban nunca el envío de la droga y el cobro". "La ruta solía empezar en Sevilla, subiendo marihuana de tipo 'skunk' (de alto contenido en THC y de gran valor) que llevaban al Holanda y Alemania, y volvía con 'speed' y heroína, descargando siempre en Vizcaya para, desde allí, distribuirse por distintas provincias, en este caso, también Valladolid", explicó el jefe de Operaciones de la Comandancia de Valladolid. I.A.M. tenía contactos en Turquía para abastecerse de heroína y en Holanda para el 'speed'.
La Operación Drache se empezó a explotar a finales de 2019, un año después de que comenzasen las primeras pesquisas en torno a ese bar del Barrio Belén. Se llevó a cabo en tres fases, la primera arrancó el día 23 de diciembre en Sevilla, en la localidad de El Cuervo, donde se apresó a dos transportistas asturianos cuando llevaban en el camión 140 kilos de cogollos de marihuana 'skunk'. La segunda fase fue la desarrollada en las localidades vascas de Bilbao, Loiu, Galdakao, Getxo, Urduliz, Lezama, Erandio, Sestao y Tolosa, con 19 registros y 16 arrestos, y logrando la aprehensión de dos kilos de 'speed' y 1,1 de heroína, además de la desarticulación de un laboratorio de envasado y corte del 'speed', y tres de marihuana, en uno de los cuales había más de doscientas plantas.

DOCE IMPLICADOS EN VALLADOLID

Operación antidroga conjunta de Ertzaintza, Guardia Civil y Policía NacionalOperación antidroga conjunta de Ertzaintza, Guardia Civil y Policía Nacional - Foto: Jonathan Tajes

La tercera y última fase se llevó a cabo ya en Valladolid, donde se llevaron a cabo catorce registros (doce en viviendas y dos en locales de ocio) y once detenciones, "doce si se tiene en cuenta que una de las personas estaba ya en prisión por otro asunto", según apuntó la comisaria Pilar del Río, jefa de la Brigada Provincial de Policía Judicial, cuyo Grupo VIII ha liderado esta investigación junto a la Unidad de Policía Judicial la Guardia Civil de Valladolid. En un piso de La Victoria aparecieron los tres kilos y medio de 'speed' en un piso reconvertido en laboratorio, en la vivienda de Esguevillas se guardaba la heroína y en otra de Cigales se desarticuló otro laboratorio de cultivo de marihuana. Los últimos presuntos implicados en caer han sido un ciudadano asturiano que fue detenido en Luarca y un ciudadano alemán. En total, de los 32 detenidos, catorce permanecen en prisión por su relación con esta 'narcobanda' a la que los investigadores de la Operación Drache vincula con un alijo de doscientos kilos de drogas: 155 kilos de marihuana tipo 'skunk', seis de 'speed', casi dos de hachís (1,750), 1,2 de heroína, 300 plantas de marihuana y 205 gramos de cocaína, así como siete kilos de sustancia de corte. Además, se intervinieron 45.000 euros en efectivo, cuatro armas de fuego y diversa munición, y doce vehículos.