El PSOE en la Diputación critica desunión de PP y Ciudadanos

R.G.R
-

El portavoz socialista en la institución provincial destaca que el PP les tendrá de su lado si las próximas cuentas se centrar en la conectividad de los pueblos, las ayudas y la depuración de aguas residuales

Reunión del Grupo Provincial Socialista en la Diputación. - Foto: D.V.

El PSOE en la Diputación hace un balance de luces y sombras de este primer año de mandato recién cumplido. Por un lado, encuentra en la predisposición de alcanzar acuerdos con el equipo de Gobierno un punto de vista positivo y, por otro, contempla cómo sus ideas y propuestas son utilizadas a posteriori, así como una clara falta de coordinación entre PP y Ciudadanos, aspectos que lastran la cotidianidad de la institución. 
Su portavoz, Francisco Ferreira, destaca que los primeros presupuestos del mandado ya llegaron marcados por una falta de lealtad del PP, ya que cambió el pacto alcanzando por todos los grupos para destinar 1,2 millones de euros para proyectos donde los municipios tuvieran libertad de gasto, pero que finalmente el equipo de Gobierno decidió destinar 600.000 euros para los presupuestos participativos. «No nos quedó más remedio que votar que no. Presentamos 22 enmiendas y se nos apoyaron tres». 
Recuerda que el equipo de Gobierno no tuvo más remedio que iniciar el cambio del reglamento de los presupuestos participativos para mejorar su funcionamiento después de demostrarse en la primera convocatoria que la participación había sido mínima y que algunos proyectos, como la celebración de un festival de música, no se ajustaban a la idea preconcebida de acometer proyectos. «Votamos que no». 
Ferreira destaca la situación vivida en las dos residencias pertenecientes a la Diputación. «No entendemos cómo durante dos meses iba todo bien y de repente teníamos las residencias con alas enteras de residentes contagiados con la covid-19». En este sentido, afirma que la Fiscalía está investigando lo sucedido. «En un primer momento solicitamos que se celebrara un pleno sobre lo ocurrido». Explica que ahora «no tiene sentido» la celebración de una comisión de investigación pública hasta que no conozcamos la decisión de la Fiscalía». Eso sí, aseguró que no les temblará el pulso si tienen que pedir alguna dimisión dentro del equipo de Gobierno una vez que se conozca realmente lo ocurrido en las residencias. 
«Todos los lunes hemos mantenido encuentros donde se nos ha informado de cómo estaban transcurriendo las cosas porque solicitamos que así se hiciera». Una vez que lo peor de la pandemia parecía haber pasado, el PSOE se puso manos a la obra para elaborar un plan para reactivar la economía. «Elaboramos un documento con 35 medidas que considerábamos que se tenían que poner en marcha y un plan de empleo de 2,5 millones de euros». Ferreira indica que al final, gracias a este tipo de propuestas, se alcanzó un acuerdo con todos los grupos para el Plan de Choque. Una acción que no descarta repetir en el futuro, incluso se ofrece a pactar los presupuestos siempre y cuando tengan un claro componente social y con partidas concretas que vayan destinadas a asuntos que considera prioritarios como la mejora de internet, cobertura y televisión en los pueblos, así como la mejora de la depuración en los municipios más pequeños.