El tramo de Quintanilla no arranca pese a estar adjudicado

R.G.R
-

Fomento anunció su adjudicación hace más de un mes, pero ni siquiera se ha firmado el contrato con la empresa constructora por «plazos administrativos»

Los pueblos de Olivares y Quintanilla tendrán que esperar para ver las obras. - Foto: D.V.

Hace más de un mes que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana anunció la adjudicación del tramo de la Autovía del Duero entre las localidades de Olivares del Duero y Quintanilla de Arriba. El presupuesto de las obras para construir los 14,5 kilómetros de trazado ascendía a casi 98 millones de euros. Pues bien, las obras de esta parte de la A-11 no ha comenzado. La empresa elegida fue a la Unión Temporal de Empresas formada por Vías y Construcciones S. A., Ortiz Construcciones y Proyectos S. A. y Construcciones y Obras Valbuena S. A. U. Presentó la oferta más ventajosa entre 19, rebajando un 27,4% la cantidad de la licitación. 
Pero no es que las obras no se hayan empezado todavía, sino que según informaron fuentes de la Delegación del Gobierno a este diario el contrato entre el Ministerio y la UTE ni siquiera se ha firmado todavía, aún está pendiente. Esta circunstancia imposibilita, evidentemente, que la constructora pueda empezar los trabajos. 
Las mismas fuentes indicaron que la firma del contrato se llevará a cabo de forma inminente, pero que los trámites administrativos han imposibilitado que se haya realizado con anterioridad. Claro está que mientras no llegue esta rúbrica la empresa no podrá comenzar los trabajo para construir la futura autovía. 
El portavoz de la Plataforma A11 Pasos, Alfredo Molinero, manifestó no entender cómo es posible que no hayan empezado los trabajos «después de un mes de su adjudicación», lo que supone un nuevo retraso para que esta infraestructura sea una realidad y se pueda seguir avanzando con el siguiente tramo, entre Quintanilla y el límite provincial con Burgos.