scorecardresearch

Los pueblos programan reducciones de luz y calefacción

R.G.R
-

Los ayuntamientos adoptan medidas de ahorro por los costes de luz y gas. Disminuyen horas incluso de algunas actividades

270319JT_0001.JPG - Foto: Jonatan Tajes

El otoño, tal y como adelantaron los pronósticos, está siendo más templado de lo normal. Esta circunstancia está ocasionando que los ayuntamientos aún no hayan encendido las calefacciones ante las elevadas temperaturas. No obstante, los alcaldes de los pueblos ya tienen encima de la mesa planes de eficiencia energética para conseguir abaratar en la medida de lo posible las facturas energéticas. El cambio horario de invierno llegará el último fin de semana de este mes, será el momento de contar con luz artificial durante más horas, y también tienen previstas las primeras medidas para conseguir reducir estas facturas. 

Cierres de piscinas climatizadas, instalación de termostatos en los colegios públicos, cambio de calderas, paneles solares en los edificios municipales, reducción de salas destinadas a las actividades vecinales, apagados del alumbrado públicos minutos antes al amanecer o encendidos tras el atardecer, temporizadores en el alumbrado público, bajadas medio o un grado en la calefacción, peticiones de fondos de otras administraciones para planes de eficiencia energética... Son muchas las medidas que los ayuntamientos están implementando para conseguir que las facturas de la luz bajen ante los «impresionantes» incrementos de los costes energéticos.

Sin ir más lejos, el gas que paga el Ayuntamiento de Íscar para calentar la piscina climatizada ha pasado de 9.000 a 23.000 euros. Esto está ocasionado que el Ayuntamiento haya tomado la decisión de no vender bonos anuales, sino que ha limitado en el mes de enero el uso cotidiano de la instalación. A partir de 2023 se plantea incluso cerrar la piscina debido al aumento «desproporcionado» de las facturas. Pero no se ha quedado ahí, sino que ya a partir del 15 de septiembre tomó algunas medidas de ahorro como retrasar el encendido de las luces viarias y juntar las cesiones de salas a los clubs del pueblo, así como juntar las actividades deportivas que se realizan en dependencias municipales. 

?salas municipales. La reducción o mejor aprovechamiento de las salas que usan los vecinos para diversas actividades es una práctica común en todos los ayuntamientos como consecuencia del aumento de los costes energéticos. «Nosotros hemos reducido las salas que se usan para que sean más eficientes. Intentamos que no abran todas las dependencias municipales, sino que si una sala es para diez personas que estén diez y no cuatro», comenta el alcalde de Tudela de Duero. «Hemos instalado en la luz viaria un sistema para que la intensidad vaya variando en tres tramos durante la noche. Supone un importante ahorro en la factura», sostiene el regidor, quien recuerda que además se han producido cambios a Led en las luces para continuar abaratando. 

Casi todos los ayuntamientos se han visto obligados a hacer modificaciones presupuestarias en sus cuentas debido a los costes energéticos. En gran medida, las partidas previstas para luz y gas no son suficientes y han tenido que complementarlas. Los alcaldes muestran su preocupación por la llegada de la temporada de encendido de calefacciones, especialmente en los colegios. En el caso de Tordesillas, el Ayuntamiento ha puesto en marcha un plan para la instalación de termostatos en todos los centros educativos. «Se pone la calefacción y no se controla ni la temperatura que tienen», comenta su regidor, Miguel Ángel Oliveira. De igual forma, en el caso de Simancas se va apagar por las tardes, cuando los escolares no están, ya que antes se mantenía encendida. Si bien es cierto que se encenderá un  poco antes por las mañanas. 

  Con el objetivo de ahorrar tanto en luz como en calefacción, en Tordesillas también se va a reducir el número de edificios que están a disposición de los vecinos. «Antes, hacíamos cada actividad en un edificio diferente y ahora vamos a cerrar todos menos uno para que todas las actividades se hagan con el mismo gasto de calefacción».  

El combustible también supone un importante gasto para las cuentas de Simancas. Su alcalde, Alberto Plaza, indicó que apagarán radiadores por la tarde. Hasta el momento se quedaban encendidas. «Aunque se enciendan un poco antes por las mañanas para que esté todo caliente, pero al menos ahorrar por la tarde», relata el edil. 

Otro aspecto que tienen claro todos los ayuntamientos es el constante cambio de luminarias para contar con tecnología Led. En este caso, Cigales está inmerso en un proyecto por valor de 144.184 euros para la modificación de lamparas en varias calles del municipio para abaratar la factura. Lo mismo ha hecho La Cistérniga. «También contemplamos la posibilidad de temporizadores para que se apaguen cuando no haya nadie», comenta la alcaldesa, Patricia González. 

«Vamos a tener un mayor control sobre las dependencias municipales», aclara el alcalde de Medina de Rioseco, David Esteban, quien indica que incluso están buscando fondos europeos para un nuevo plan de eficiencia energética que reduzca el 70 por ciento el coste del funcionamiento cotidiano en la Casa Consistorial. «Se hacen muchas cosas en este edificio y buscamos reducir las facturas».

De igual forma y aunque todos los regidores también están cerrando programas navideños variados y completo, sí se están dando casos incluso en los que el encendido de las luces y otras actividades se recortarán para abaratar. «Vamos a hacer un gran recorte en la actividades de Navidad», reconoce el alcalde de Zaratán, Roberto Migallón. 

«Nosotros vamos a retrasar el encendido de las luces media hora cada día. El ahorro no es muy significativo, pero al menos vamos a intentar gastar lo menos posible», asegura el regidor de Íscar.