scorecardresearch

Las ayudas directas de Cáritas a las familias suben un 18,5%

D.V.
-

El 73% de acompañamientos tras su expulsión del mercado laboral fue a mujeres, con un nuevo perfil de pobreza procedente de la clase media

De izquierda a derecha: José Colinas, Luis Argüello y Guenther Eduardo Boelhoff presentan la Memoria de Cáritas 2021

Cáritas Diocesana de Valladolid incrementó los recursos económicos para ayudas directas a las familias durante 2021 en un 18,5 por ciento respecto al año anterior y en más del doble respecto a 2019, mientras que el 38,8 por ciento de esas familias tuvo su primer contacto con esta ONG.

Así se desprende de la Memoria de Cáritas en 2021 que este lunes han presentado el obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello; el delegado Episcopal de Cáritas Diocesana de Valladolid, José Colinas, y el director de Cáritas Diocesana de Valladolid, Guenther Eduardo Boelhoff.

Con motivo de la festividad, el domingo 19, del Corpus Christi, Cáritas celebra la Semana de la Caridad, en la cual se enmarca la presentación de esta Memoria, la cual constata el impacto social de la precariedad laboral, el aumento de la inflación, las secuelas de la pandemia y el impacto de la guerra en Ucrania.

En este sentido, Cáritas subraya que las personas con las que ha tomado contacto en 2021 están marcadas por la "fragilidad y precariedad", junto con un "mayor aislamiento" ante un "individualismo creciente" de una sociedad "más desvinculada e inhóspita".

En concreto, un total de 14.873 personas se ha visto beneficiado en la provincia de Valladolid en 2021 por las actuaciones de Cáritas, que acompañó a 9.251 personas. En concreto, la ONG católica ha acompañado en 2021 a 1.426 personas que se vieron expulsadas del mercado laboral, de las cuales el 73 por ciento eran mujeres, lo que ha llevado a Boelhoff ha advertir de que "la vulnerabilidad tiene rostro de mujer".

Ante esto, Cáritas desarrolla itinerarios individualizados de búsqueda de empleo de al menos seis meses de duración en las que han participado 455 personas y para lo que la organización destinó 460.000 euros.

ATENCIÓN PRIMARIA

Como ha explicado Boelhoff, el capítulo al que se han destinado más esfuerzos económicos ha sido el programa de atención primaria, que incluye las ayudas directas a familias y el acceso a prestaciones y servicios públicos, que también han experimentado un incremento, especialmente dirigidos a facilitar el acceso al Ingreso Mínimo Vital y ayudar a superar la barrera digital en el contacto con la Administración.

El 51 por ciento del importe de las ayudas económicas prestadas a las familias ha estado dedicado a vivienda, mientras que el 64,5 por ciento de esa ayuda a vivienda se enfocó a apoyar el pago de alquileres, con el fin de evitar la pérdida del domicilio, y el 24, a suministros energéticos.

El resto de ayudas económicas se ha distribuido entre sufragar gastos relacionados con alimentación y enseres básicos (24 por ciento, 112.000 euros) y con tratamientos farmacológicos, gastos de óptica o salud mental (diez por ciento).

Del total de familias atendidas por Cáritas Valladolid en 2021, cerca del 40 por ciento tiene menores y la mayoría, el 60 por ciento, son españolas, en tanto que de las extranjeras, un 15 por ciento son de países de la Unión Europea y el 25 restante, extracomunitarias.

El director de Cáritas Diocesana de Valladolid ha reconocido que el dato creciente de fondos destinados a ayudas económicas a familias --en 2021 fueron 51.000 más que en 2020-- "preocupa", con un panorama de inflación que hace a las familias "les esté costando muchísimo llegar a final de mes".

Así, Boelhoff ha constatado la existencia de "trabajadores pobres" cuyo sueldo "no les da para vivir" y ha admitido que muchos de esos "nuevos pobres" proceden de la denominada clase media.

INSERCIÓN LABORAL

En cuanto a la acciones de Cáritas para favorecer su inserción laboral, el Programa de Empleo y Economía Solidaria atendió en Valladolid a 1.426 personas, de las cuales el 20 por ciento consiguió su integración en el mercado laboral, un "alto porcentaje" para Boelhoff, quien ante las quejas de algunos sectores por la falta de personal dispuesto a trabajar, ha subrayado que "la experiencia y los datos" señalan la empleabilidad que logran las personas que acuden a estos cursos. "Otra cosa sería la precariedad", ha precisado.

En cualquier caso, el responsable de Cáritas Diocesana ha recalcado que la labor del personal de la ONG es la de "acompañantes, no resolvedores", a fin de "ver sus potencialidades y habilidades que a veces necesitan ser despertadas", como el apoyo a la obtención del graduado escolar de aquellos que abandonaron los estudios, para que puedan continuar con formación específica posterior para lograr un trabajo.

En materia de acompañamiento psicológico y emocional, durante 2021 se atendió a 300 personas --tendencia similar al año anterior tras el 'boom' de 2020--, con más de 3.000 intervenciones ante casos de soledad involuntaria "no sólo en mayores", sino también con niños y jóvenes "que pasan mucho tiempo solos".

En este sentido, Boelhoff ha evidenciado la "herida social" que ha dejado la pandemia y la "falta de una red social" tanto en personas migrantes que carecen de familia aquí, como en personas españolas, problemas que en muchos casos no están necesariamente relacionados con problemas económicos. Asimismo, se acompañó en su soledad a 199 personas.

Cáritas también apunta a una situación "no cuantificada", pero "de goteo incesante" de personas en Valladolid acogidas a protección internacional o que no tienen reconocida esa situación y no cuentan "con espacios donde vivir con dignidad".

Por otro lado, la organización ha destacado la confianza que los vallisoletanos tienen en esta entidad a la hora de ayudar ante catástrofes como la erupción del volcán en La Palma, en la que Cáritas Valladolid reunión 18.000 euros para apoyar a las víctimas.

VOLUNTARIADO

Cáritas Diocesana de Valladolid realizó su labor en 2021 a través de 521 voluntarios y 57 trabajadores, así como con el apoyo de 798 socios y 1.781 donantes. Sobre este punto, Guenther Eduardo Boelhoff ha constatado una subida "significativa" de donantes en el último año, si bien tanto esta cifra como la de socios había mantenido una "tendencia sostenida" en los últimos ejercicios.

En 2021, Cáritas Valladolid invirtió 3.207.215,48 euros en sus diferentes programas sociales, con una financiación total de 3.376.793,45 euros, el 68,5 por ciento fue de procedencia privada y el 31,5, pública.

En la presentación de la Memoria de Cáritas, Luis Argüello ha reivindicado el valor de la palabra "caridad", a pesar de que a veces esté "desprestigiada", ya que para él supone un concepto de amor "que desborda la justicia y la incluye", al tiempo que desborda también "los deberes" que las personas tienen "como ciudadanas".

Por su parte, José Colinas ha aprovechado para presentar las actividades de la Semana de la Caridad, que bajo el lema 'Somos lo que damos, somos amor' busca concienciar sobre esta práctica solidaria e incluirá una exposición en la parroquia de San Andrés en Valladolid sobre la realidad de los migrantes y su papel en la sociedad, un encuentro de Cáritas parroquiales en el Centro Diocesano de Espiritualidad, un encuentro de oración en La Cistérniga, actividades de voluntariado o un concierto gratuito el viernes 17 en la plaza de Portugalete de la capital.

El delegado Episcopal de Cáritas Diocesana de Valladolid ha invitado tanto a creyentes como no creyentes a participar de esta semana para "visibilizar las situaciones lacerantes" con las que conviven.