Los pueblos reciben a los 'veraneantes' con la fase 1

R.G.R
-

Los municipios ya han recibido a miles de vallisoletanos que han adelantado su llegada para huir de las aglomeraciones de la ciudad. Los alcaldes han detectado incluso nuevos empadronamientos en solo una semana

Los pueblos reciben a los 'veraneantes' con la fase 1 - Foto: Jonathan Tajes

La fase 1 permite el cambio a la segunda residencia siempre y cuando no se salga de la provincia. Y esta semana ya han sido muchos los vallisoletanos que han hecho las maletas y se han encaminado hacia sus pueblos con idea de pasar ya todo el verano. Huyen de los bullicios de las ciudades, de las posibles aglomeraciones en los supermercados, de los paseos donde cruzarse con personas sin mascarilla es lo habitual. Quieren dejar atrás eso para ganar espacio en las viviendas del pueblo, para andar en pleno contacto con la naturaleza, para respirar un aire un poco más limpio y para mantenerse «más aislados».   
«Ha sido un goteo constante desde el lunes», indican los alcaldes. Los vecinos han ido llegando y las casas se han ido abriendo poco a poco. «Sí que hemos notado que poco a poco somos más», indica el regidor de Villalar de los Comuneros, Luis Alonso Laguna, quien asegura que se trata sobre todo de personas jubiladas que aprovechan la llegada del buen tiempo para irse al pueblo. 
En algunas ocasiones, la pandemia ha adelantado los hábitos de los denominados como ‘hijos del pueblo’ que han adelantado sus viajes. «Otros años la llegada es un poco más tarde. En el mes de junio, cuando se dan las vacaciones a los alumnos en los colegios es cuando viene la gente de forma masiva. Este año se han adelantado», señala el alcalde de Viana de Cega, Alberto Collantes. El regidor indica que se está produciendo un fenómeno inverso a la tendencia que han vivido los pueblos en las últimas décadas, ya que en Viana se está produciendo un incremento del empadronamiento. «Algunas parejas nuevas están empadronándose estos días. Es algo nuevo que estamos viviendo, parece que la gente busca la seguridad de los pueblos». 
La alcaldesa de La Pedraja de Portillo, Henar González, manifestó que en su pueblo «no hay muchas segundas residencias», pero de todas formas ha notado estos días algunas personas que han llegado para «dar una vuelta a la casa». El regidor de Traspinedo, Javier Fernández, indicó que ya han incrementado el servicio de recogida de basuras durante esta semana al detectar que los vecinos que tienen segundas residencias ya habían comenzado a llegar. «Tenemos ahora los mismos contenedores que ponemos durante el verano. También en Traspinedo se está notando «un incremento en el número de empadronados». «Bienvenidos sean, eso supone más ingresos para el pueblo».
Los bares de los municipios han ido abriendo «poco a poco» a lo largo de la semana y los clientes han ido llegando con cuentagotas. El buen tiempo que se ha registrado y las elevadas temperaturas han animado a algunos vecinos a salir para tomar algo, pero aún «falta mucho» para alanzar los niveles habituales. 
Lo que sí está lleno son los caminos, especialmente a última hora del día, cuando el calor comienza a aflojar. Los paseos se han vuelto habituales y los vecinos de los pueblos recorren los senderos cercanos a los cascos urbanos. Durante los primeros días se puede ver cómo muchos ‘veraneantes’ que llegan estos días a los pueblos se están dedicando a poner al día sus viviendas. Hay que cortar la maleza de los patios y realizar la limpieza necesaria para entrar a vivir. La escena de los vehículos aparcados a la puerta mientras se descargan las maletas y todas las bolsas de alimentación para los primeros días ha sido frecuente. 
Javier Fernández incluso va más allá y manifiesta que, además de algunos nuevos empadronamientos, están notando que algunas personas llegan al Ayuntamiento preguntando por viviendas para alquilar durante unos meses para pasar el verano. «Parece que este año no triunfará el turismo de playa y hay gente interesada en venir a los pueblos».  
El alcalde de Valoria la Buena, Javier Calvo, destaca que en su pueblo ya ha comenzado la llegada de vecinos. Destaca que «todos son bienvenidos», ya que suponen un «nuevo impulso» para los negocios del pueblo. «Hay que decir que vengan, no hay miedo mientras se mantengan las medidas de prevención. Si vienen, son todos bienvenidos».