scorecardresearch

El padre Ángel reclama atender a la vida en vez de preocuparse por contar con «más coches oficiales»

Ical
-

El presidente de Mensajeros de la Paz recibió, junto a la Orden San Juan de Dios, los premios del centro Benito Menni de Valladolid

El padre Ángel, junto a la consejera Milagros Marcos. - Foto: Ical

El padre Ángel, presidente de Mensajeros de la Paz, reivindicó ayer «sentido común» para resolver las acuciantes carencias actuales, en la entrega de la tercera edición de los Premios Centro Hospitalario Benito Menni de Valladolid, donde resultó ganador, junto a la Orden San Juan de Dios. «Lo primero que hay que atender es a la vida, a comer antes que a vestirse, a la gente que está enferma antes que a los sanos; eso es de sentido común, en cualquier familia lo hacemos, pero en la sociedad a veces no se hace. Preferimos más unos coches oficiales u otros privilegios antes de que la gente tenga una educación, alimento o ropa», lamentó.

En ese sentido, denunció que «cada día hay más colas en los comedores, y lo que Cáritas dice no se lo inventa, y las colas que hay en los comedores y de gente pidiendo son colas de verdad, no son artistas actuando. Mientras haya un niño que por la noche no pueda tomar un yogur o un vaso de leche, la situación es tremenda. Es decir, tenemos que dar esperanzas y creer que vamos a salir adelante, pero no tenemos que andar mintiendo a la gente de que hay menos pobres que ayer, porque hoy hay más pobres que ayer».

En su encuentro con los medios, el padre Ángel explicó que el reconocimiento es «más que a una persona a la asociación Mensajeros de la Paz, a todos sus cooperantes y voluntarios».