scorecardresearch

Primera reducción de pena a un violador en Valladolid

A.G.M.
-

La sentencia inicial le condenaba a doce años de cárcel y tras la aplicación de la ley del 'solo sí es sí', la Audiencia Provincial se ha visto obligada a rebajarla a diez

Audiencia Provincial de Valladolid. - Foto: J.T.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Valladolid ha efectuado la primera revisión de una sentencia por un delito sexual para ajustar la pena a lo recogido en la nueva Ley Orgánica 10/2022 de Garantía Integral de la Libertad Sexual. Se trata de un caso un joven que con 18 años recién cumplidos violó a una menor de 14, agresión por la que se le impusieron doce años de prisión y que ahora se le reduce a diez.

El dictamen se fundamenta en el articulado de la denominada ley del 'solo sí es sí', que está obligando a revisar numerosas sentencias por delitos sexuales, después de que esta nueva norma haya suprimido el concepto de abuso sexual, integrándolo en el tipo penal de agresión sexual y, además, introduciendo cambios en la cuantía de las condenas que es lo que, en algunos casos, obliga a estas rebajas.

Así, según explica el tribunal en la sentencia hecha pública este jueves por el TSJ, antes el Código Penal establecía una horquilla de penas para este tipo delictivo de entre doce y quince años de cárcel, mientras que ahora se sitúa en la franja de diez a quince. Como la Audiencia le había condenado a la pena mínima, ahora se ve obligado a rebajar esos dos años.

La víctima, fugada de un centro de menores

Los hechos se remontan al 6 de mayo de 2019 cuando la víctima, de 14 años y seis meses de edad, se fugó de un centro de protección de menores de Valladolid, donde estaba internada, y se encontró en la capital con el acusado, de 18 años, al que ya conocía con anterioridad de su estancia en Soria, aproximadamente dos años antes.

En un momento determinado, pidió al condenado si podía dejarle pasar la noche en su casa, a lo que este accedió, de forma que ambos se dirigieron a un piso del barrio de Pajarillos de Valladolid, donde había otros varones. Allí estuvieron hablando de sus vidas, en cuya conversación la menor dijo al acusaso que tenía 14 años.

Ya en la madrugada del día 7 de mayo de 2019, cuando los compañeros de piso de se fueron a dormir a sus habitaciones, el acusado y la menor se quedaron solos en el salón. Fue entonces cuando el acusado empezó a sobar a la víctima por varias partes del cuerpo, a pesar de que ésta le decía que no quería tener nada con él y que la dejase. Entonces sacó una navaja que abrió y mostrándosela le dijo: ¡"Si no follas conmigo te voy a rajar!", ante lo cual la joven accedió a la pretensión de quien la penetró con su pene eyaculando en su interior, tal como expone la sentencia inicial, recogida por Europa Press.

Como consecuencia de tales hechos, la menor ha empeorado el diagnóstico de estrés postraumático que ya padecía ya que ha experimentado sentimientos de humillación, episodios autolíticos y de ansiedad aguda, estando sometida a tratamiento psiquiátrico y psicológico.